Las 5 características clave del empleado ideal para tu startup

Empresas

Las startups son empresas con características propias que necesitan empleados también únicos: estas son las características claves que hay que buscar en ellos.

Una startup no es una empresa cualquiera: estar en una requiere tener cierto espíritu aventurero, además de estar dispuesto a comprometerse a un nivel más profundo que con otra compañía más grande e impersonal. Y los expertos en el tema aseguran que un empleado mal escogido puede lograr acabar con la startup, ya que no vale con simplemente quedarse con los más listos o los que más saben de un tema. Las startups son lugares especiales y necesitan trabajadores también especiales. Estas son las 5 características del empleado ideal para una startup:

1. Flexibilidad. Los candidatos que llegan desde compañías más grandes y tradicionales puede que se encuentren algo perdidos e incluso confusos con todos los cambios que hay en una startup. Lo mejor es asegurarse de que son versátiles y se adaptan con facilidad a los cambios, que han vivido (y superado) situaciones profesionales en las que todo su proyecto tuvo que ser modificado o en las que simplemente fue cancelado.

2. Responsabilidad y rendimiento. En compañías más grandes muchas veces no se espera que los empleados tengan y propongan ideas, ni que sean ellos los que pongan en marcha lo que han pensado. Pero en una startup es todo distinto: el empleado ideal no solo debe proponer cambios o novedades, sino que, en el caso de que estas sean aprobadas, debe ser capaz de implementarlas. Mejor contar con alguien que ya haya tenido este tipo de experiencia en el pasado.

3. Espíritu emprendedor. No solo el fundador de la startup debe tener ese espíritu emprendedor que sabe que el fracaso es algo posible y que, a la vez, no es el fin del mundo. Los empleados de este tipo de compañías deben pensar también de ese modo, sin ver su papel en la startup como un simple “trabajo” tradicional. ¿Cómo llega la gente de éxito a ese punto? Arriesgándose y aceptando que el fracaso es muchas veces parte de un camino hacia lo más alto.

4. Visión innovadora. Muchas veces las startups se encuentran con problemas u obstáculos que no pueden ser resueltos de forma sencilla o tradicional porque no hay suficientes recursos. Los empleados deberían ser capaces de pensar de forma creativa, de hallar siempre un nuevo camino por el que llegar al destino buscado, sorteando los obstáculos e incluso convirtiéndolos en oportunidades.

5. Ambición. Si los propios empleados de la startup no tienen ambición es muy difícil que la pequeña empresa logre llegar a algún lugar de éxito. Es necesario encontrar a trabajadores que vean objetivos amplios y ambiciosos y que a la vez crean que es posible llegar a ellos, que no tengan miedo a dar su opinión y que sepan trabajar en grupo para alcanzar ese bien mayor.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor