Las acciones de Sony suben a su máximo desde noviembre de 2015

EmpresasMercados financieros

A pesar de la reducción de ingresos y, sobre todo, beneficios, sufrida por Sony en su último trimestre, la compañía nipona ha conseguido mantener su situación bursátil, y con la última subida de un 1,7% se sitúa en su máximo desde noviembre.

Desde que se produjera el terremoto de Kumamoto hace unos meses, los analistas tenían claro que los daños y paradas ocasionadas en las fábricas de Sony tendrían repercusión en sus resultados económicos trimestrales. Pero la empresa ha conseguido contener estas pérdidas en cierto modo, lo que junto a que su división de smartphones ya ha entrado en beneficios, aunque discretos, ha dejado una situación mejor de lo que se esperaba.

El yen también ha afectado negativamente a Sony, ya que la fortaleza de la moneda japonesa complica las exportaciones, pero todo lo anterior, junto con un trimestre estelar de Playstation, ha conseguido frenar el desastre, e incluso ha llevado al optimismo a los accionistas, con una subida de un 1,74% hasta los 3.339 yenes, el mejor valor desde noviembre del año pasado y que deja el balance del año en una subida de un 11%, a pesar de los malos momentos del principio de 2016.

La subida de los ingresos de Playstation de un 14,5%, con 330.400 millones de yenes, y la de beneficios de un 126%, hasta los 44.000 millones de yenes, demuestra la fortaleza de la división de videojuegos de la empresa, y aunque los pronósticos anuales se han reducido de 7,8 billones de yenes hasta 7,4 billones, junto con ella y la venta de su división de baterías Murata, Sony está preparada para hacer frente a las dificultades que le han surgido en este 2016.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor