Samsung, acusada de explotación infantil

Empresas

La firma coreana ha sido señalada por fabricar sus dispositivos en varias plantas chinas en las que trabajan menores.

No todo es Foxconn y Apple. En un movimiento que encantará a estos últimos, el grupo China Labor Watch (CLW) acaba de acusar a Samsung de fabricar sus dispositivos en plantas que en las que trabajan empleados menores de edad.

Se trata en particular de la planta que tiene en Guangdong el fabricante chino HEG, uno de los partners de Samsung, que tendría entre sus empleados a trabajadores de 14 años.

Esta planta de HEG fabrica teléfonos móviles, DVDs, MP3s y otros dispositivos de electrónica de consumo para Samsung. Además, la firma surcoreana no podrá escudarse en decir que no sabía nada o que en las inspecciones todo estaba bien: entre el personal de 2.000 trabajadores de la planta, hay también unos 50 empleados de Samsung.

Por supuesto, tener a menores de 16 años (la edad legal para trabajar en China) entre sus empleados no es la única violación de los derechos laborales que se comete en la planta de HEG. Según CLW, “el personal es forzado a trabajar duro durante 11 horas, seis días a la semana“, trabajando en realidad entre 26 y 28 días cada mes.

Además, como recoge The Register, la ONG también ha alertado de que los superiores abusan de los trabajadores, “a veces golpeando a los empleados en el suelo de la fábrica“. Según CLW, cualquier detalle provoca un castigo. “Todos los días se castigaba a empleados de los talleres obligándoseles a estar de pie”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor