Las APIs no tienen derechos de autor y Oracle pierde frente a Google

Empresas

Un juez estadounidense ha desestimado la demanda de Oracle contra Google por derechos de autor sobre el lenguaje de programación Java utilizado en Android.

Oracle ha sufrido un duro revés en el juicio que mantiene frente a Google, en el que le acusa de haber violado patentes relacionadas con Java que posteriormente se utilizaron en Android, el sistema operativo móvil de la compañía.

Un juez federal, William Alsup, ha desestimado la demanda de Oracle al afirmar que los interfaces de programación de aplicaciones, o API, no pueden tener derechos de autor, echando por tierra principal argumento de Oracle en su demanda.

Los miembros del jurado determinaron que Google violó derechos de autor propiedad de Oracle relativos a la plataforma Android, pero fueron incapaces de decidir en qué punto o si el uso que Google hizo del software Java fue un “uso razonable”. Antes de las deliberaciones el juez Alsup pidió al jurado que asumiera que las API podían tener derechos de autor, pero que se reservaba el derecho de tomar una decisión legal a ese respecto.

Al final, y en base a la acusación, el caso estudiaba si el lenguaje que conecta los programas con los sistemas operativos, es decir, las API, pueden ser objeto de autor. Según  Oracle, posee los derechos de autor de las API, incluso si hay cambios en el código, mientras que la opinión del juez Alsup es que si sólo hay una manera para expresar una idea o función, “entonces todo el mundo puede utilizarla y nadie puede monopolizar dicha expresión”.

El juez aclara que si el código específico para implementar un método es diferente, cualquiera es libre, bajo la Ley de Protección Intelectual, de escribir su propio código para realizar la misma función o especificación de los métodos utilizados en la API de Java.  Es decir que la decisión del tribunal mantiene el principio de que los lenguajes de programación abiertos e interoperables son esenciales para el desarrollo de software.

La acusación de Oracle se basa en que Google violó patentes del lenguaje de programación Java que Oracle consiguió tras la compra de Sun Microsystems por 7.400 millones de dólares en 2009. Dos años antes, en 2007, Google presentaba Android, su sistema operativo para dispositivos móviles. En su juicio, Oracle buscaba una indemnización cercana a los 1.000 millones de dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor