Las autoridades estadounidenses refuerzan la presión sobre Huawei y ZTE

EmpresasMovilidadRegulación

Los legisladores están presionando a los dos fabricantes para obtener más información sobre sus relaciones con el gobierno chino y las empresas americanas.

Los reguladores de EE.UU no quitan el ojo a las actividades de las empresas chinas Huawei y ZTE en su territorio y han aumentado la presión para que ambos fabricantes de equipos de red expliquen exactamente su relación con el gobierno de China y con las empresas americanas a las que surten de tecnología e infraestructuras.

Los legisladores han pedido que se revisen estos vínculos administrativos y comerciales, incluyendo el papel de un “comité del partido“ en Huawei. Asimismo, se ha solicitado información sobre las relaciones de la asiática con cinco consultoras de EE.UU.

Una de las principales preocupaciones es que ambas firmas estén colaborando de alguna manera con Pekín para espiar y “hackear las redes” de EE.UU y violar la seguridad nacional, según informa The Wall Street Journal.

Actualmente aún se está averiguando si el gobierno chino cuenta con algún tipo de acceso a los equipos de telecomunicaciones y las llamadas de teléfono o los e-mails que se distribuyen mediante las redes de los dos fabricantes. Las conexiones de los dos proveedores con Irán es otro de los tópicos que están sobre la mesa.

Huawei proporciona equipamiento de telecomunicaciones a media docena de pequeños proveedores que operan en zonas rurales y metropolitanas EE.UU, incluyendo telefonía fija, redes inalámbricas y redes de radio. La compañía, que está creciendo rápidamente en Europa, también quiere ampliar su presencia en EE.UU. La misma intención tiene ZTE, quien obtiene la mitad de sus ventas globales gracias a mercados exteriores a China. Ambas cuentan con su central norteamericana en Texas y han contratado a grupos de presión de Washington para conseguir abrirse camino en el país.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor