Las autoridades investigan un segundo accidente relacionado con Autopilot

Regulación

La información que va llegando poco a poco sobre Tesla y más posibles accidentes con Autopilot está poniendo a la empresa en una situación delicada. La NHTSA investiga un segundo posible accidente y se habla de varios de menor importancia durante meses.

La polémica de los accidentes con el sistema Autopilot no le podía llegar en peor momento a Tesla. Tras la mala acogida por parte de los inversores y los mercados de la decisión de hacerse con la empresa de energía solar SolarCity, por la que su cotización está perdiendo valor, ahora los accidentes minan aún más la confianza en la conocida marca de coches eléctricos.

El primer accidente mortal con un coche de Tesla usando Autopilot se produjo el 7 de mayo, pero a pesar de que Tesla se enteró del mismo al poco tiempo, no informó a las autoridades del NHTSA estadounidense hasta varios días después, y no se ha hecho público hasta hace sólo unos pocos días. Todavía queda por saber la repercusión que puede tener un reproductor de DVDs que se encontró en el vehículo, pero Tesla intenta defender su posición ante una más que probable demanda por parte de la familia.

Por otro lado, el 1 de julio se habría producido el segundo accidente conocido con un coche de Tesla usando Autopilot, concretamente en Pennsylvania, también en EEUU. En este caso, habría sido un Model X, y el conductor y su hijo habrían resultado ilesos tras dar el vehículo una vuelta de campana.

Pero los problemas de Tesla con Autopilot no han hecho más que comenzar, ya que tras la noticia de estos accidentes, están apareciendo multitud de ellos en los que Autopilot podría estar relacionado, e incluso se rumorea que el sistema podría tener un fallo que no permite reconocer vehículos parados en la carretera. Veremos que ocurre finalmente cuando se aclare la situación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor