Las compras públicas vía online se impulsan en Europa

Cloud

Bruselas abre el paso a una iniciativa por la que cualquier empresa equipada con un PC y una conexión de Internet puede ampliar sus recursos económicos por la UE.

La Comisión Europea ha presentado un plan de acción para conseguir que las compras públicas en Europa se hagan a través de Internet, con el objetivo de que los mercados públicos, que representan más del 16 por ciento de la economía comunitaria, sean más abiertos, competitivos y eficaces.

Se trata de lograr que cualquier empresa equipada con un PC y una conexión de Internet pueda someter una oferta para los mercados públicos por vía electrónica, desde cualquier parte de la Unión Europea, de acuerdo con condiciones y procedimientos claros y ofreciendo toda la seguridad necesaria.

El plan de acción pretende ayudar a los Estados miembros a aplicar la nueva normativa sobre mercados públicos adoptada en 2004, que por primera vez proporciona un marco comunitario coherente para la utilización transparente y no discriminatoria de medios electrónicos en los mercados públicos.

“Los mercados públicos electrónicos presentan ventajas reales para los compradores, los suministradores y sobre todo los contribuyentes que, al final, son los que financian las compras públicas. (…) Este plan de acción es un excelente texto de referencia para hacer funcionar los mercados públicos electrónicos en la práctica y recoger todos los beneficios de un mercado único ampliado”, señala el comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy.

El Ejecutivo comunitario añade que la puesta en marcha de mercados públicos online es una operación compleja, con reglas diferentes y sistemas incompatibles entre los Estados miembros, que podría limitar su interés por la creación de nuevas “barreras electrónicas” que obstaculicen los intercambios transfronterizos.

El plan de acción, elaborado en colaboración con los Estados miembros, fija un calendario para el periodo 2005-2007. En un primer momento, el Ejecutivo comunitario publicará un documento de interpretación y una lista de exigencias funcionales, para que todos los sistemas de mercados públicos respeten las mismas reglas jurídicas y técnicas y sean compatibles en toda la UE.

Las etapas siguientes incluyen el diseño de una nueva generación de formularios estándar en línea para la publicación de avisos de licitación, y una mejor clasificación de los productos que sea compatible con los mercados públicos electrónicos. Además, se promoverá el establecimiento de normas técnicas interoperables, por ejemplo en el caso de las firmas electrónicas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor