Las direcciones Ipv4 se agotarán dentro de unos meses

CloudEmpresasMovilidad
0 0

La adopción del protocolo Ipv6 se convierte en algo crítico si se quiere evitar el caos de Internet.

La organización mundial encargada de gestionar las direcciones de internet está a punto de repartir los últimos bloques de direcciones IPv4 a los registraciones locales a primeros del próximo año, lo que reducirá de manera drástica las direcciones IPv4 disponibles, algo de lo que se lleva hablando desde hace años, e incrementará la presión sobre los operadores de red, que tendrán que cambiar al nuevo sistema IPv6, que tiene direcciones disponibles.

Después de una reciente asignación de números IPv4 a APNIC, el Regional Internet Registry (RIR) de la región de Asia-Pacífico, la Number Resources Organization (NRO) ha dicho que la cantidad de direcciones que actualmente gestiona están en doce bloques, cada uno de los cuales representa 16 millones de direcciones IPv4 que, aunque parezca una cifra infinita, está poniendo a los pelos de punta a estas organizaciones, que piden encarecidamente la adopción cuando antes de la próxima versión del protocolo, o IPv6. Actualmente existen 4.000 millones de direcciones IPv4.

Las direcciones IP son el corazón de internet. Cada ordenador, servidor y router conectado a Internet necesita su propia dirección. Las direcciones IPv4 se definieron en los años ’80, cuando Internet estaba circunscrita a un grupo de universidades y laboratorios de investigación, pero diez años después empezaron a preocuparse sobre una futura saturación de direcciones. Las preocupaciones se incrementaron a mediados de los ’90, cuando las empresas y los hogares empezaron  a conectarse a la red. Por el mismo tiempo, en 1995, el Engineering Task Force publicó una especificación para una nueva versión del protocolo Internet, o IPv6, que movía las direcciones de 32-bits a los 128-bits.

El nuevo protocolo ofrece una ingente cantidad de direcciones, pero el hecho de que los dos sistemas sean incompatibles, ha hecho, y hace, que su adopción sea lenta. A esto se une tecnologías como NAT (network address translation), que permiten que varios dispositivos compartan la misma dirección IPv4 y que ha retrasado el inevitable agotamiento de estas direcciones, un momento que se acerca cada vez más rápido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor