Las discográficas continúan con las demandas

Empresas

La industria discográfica estadounidense ha iniciado una nueva oleada de demandas contra usuarios de redes P2P.

La RIAA, Asociación de la industria discográfica de Estados Unidos, ha anunciado que ha interpuesto nada menos que 896 demandas contra usuarios que comparten archivos a través de Internet en lo que se ve como una represalia ante el fallo de un tribunal de apelaciones de Estados Unidos que confirmaba la legalidad de las redes P2P.

Del total de las demandas, 744 de ellas se han interpuesto contra nuevos usuarios de redes P2P, mientras 152 van contra usuarios que ya habían sido demandados y rechazaron resolver el caso con la RIAA fuera de los tribunales.

La RIAA todavía tiene que presentar una evidencia concluyente de que el compartir archivos a través de Internet ha jugado un papel directo en el descenso de venta de música. Mientras, un estudio llevado a cabo por la Universidad de Hardvard ha determinado que no es probable que las redes P2P afecten a los ingresos de las discográficas.

“Estamos extendiendo nuestros esfuerzos contra el intercambio ilegal de archivos a través de plataformas como eDonkey y similares”, comentaba Cary Sherman, presidente de la RIAA. “Siempre habrá un grado de piratería, tanto en la calle como a través de Internet, pero sin unas fuertes medidas de disuasión, la piratería acabará con la creación y distribución de música”.

El caso es que la opinión de Sherman es exactamente la opuesta a la de un tribunal de justicia de San Francisco, que la pasada semana denegó un intento de la RIAA para cerrar las redes P2P descentralizadas. De hecho, el tribunal advirtió a la RIAA y otros que están luchando contra las redes P2P y tecnologías similares de que están perjudicando la innovación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor