Las entidades de gestión y los internautas no se ponen de acuerdo con la LISI

Regulación

El Gobierno ha propuesto a ambas partes un período de dos meses para buscar el entendimiento en torno a una nueva redacción final de la normativa.

La reunión del Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (Catsi), que reunió hoy a las asociaciones de internautas y consumidores y las entidades de gestión de derechos de autor en torno al nuevo texto de la Ley de Impulso de la Sociedad de la Información (LISI), finalizó sin acuerdo en torno a la redacción final del texto, del que ha quedado eliminado el artículo 17 de bis del anteproyecto, por el que se atribuía la capacidad de proponer a las entidades gestoras la capacidad de proponer el cierre de Webs que cometiesen presuntos delitos, según informaron las asociaciones de internautas.

Al encuentro del organismo, de carácter consultivo y asesor del Gobierno, estaban invitadas las entidades de gestión para debatir este punto del nuevo texto, junto a consumidores, compañías del sector de la electrónica y radiodifusores, bajo la presidencia del secretario de estado de las Telecomunicaciones, Francisco Ros. El punto de partida de la reunión, fijado por Ros, establecía la desaparición del polémico artículo, por el que el Gobierno proponía a ambas partes un período de dos meses para buscar el entendimiento en torno a una nueva redacción final.

Según señaló el presidente de la Asociación de Usuarios de Internet, Miguel Pérez Subías, el resultado de esta propuesta del Ejecutivo fue el rechazo frontal de las entidades gestoras, que “se levantaron de la reunión”, y rechazaron “partir de cero” en torno a la redacción de la norma. “Nos parece significativa esta postura, por la que rechazan la negociación si no se les da lo que quieren”, apuntó Subías, que recordó que ni los internautas ni los consumidores “pudieron expresar su parecer sobre la LISI en su proceso de redacción, ya que no fueron consultadas”.

“Se han levantado y se han ido porque rechazan el diálogo, y aseguran que es un trabajo estéril”, añadió Pérez Subías. A juicio de la asociación, “lo que no se puede aceptar” es partir de una “filosofía preventiva” en torno al uso de la Red y situarse en el “por si acaso se delinque”, en un tema “tan serio del que depende como la Sociedad de la Información”. “Sabemos que nos encontramos ante un tema complejo, y, aunque nos parece poco dos meses para debatirlo, hay que discutir porque es complicado pero importante”, subrayó.

Ante esta situación, a juicio de la asociación, “la pelota está en el tejado del Gobierno”, que será quien deba decidir finalmente la redacción del articulado de la nueva norma. “Nadie niega la propiedad intelectual pero hay que abordar el tema con calma porque genera conflicto”, zanjó Subías.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor