Las inversiones del Plan Avanza potenciarán la economía del conocimiento

Cloud

El presupuesto del proyecto apoyará a los colectivos con menos posibilidades y tendrá en cuenta estamentos de interés como microempresas y estudiantes.

El ministro de Industria, Comercio y Turismo, Joan Clos, ha apostado por que las inversiones en el marco del Plan Avanza, que el año que viene serán 1.159 millones de euros, sean “discriminatorias” para potenciar la “economía del conocimiento y la productividad”. Aunque el Ministerio mantendrá las ayudas para toda la ciudadanía con el fin de que se incorpore a las nuevas tecnologías, la estrategia de inversiones del año que viene “debe ir más allá de la compra de ordenadores. No vamos a solucionar un problema tapándolo con dinero”, señala el ministro.

Clos también ha asegurado que el reto “no es simplemente crecer” sino hacerlo “mejorando la calidad del empleo para que la economía española coja el tren del valor añadido”. En este sentido, planteó el desafío de que este empleo del conocimiento y de las nuevas tecnologías llegue a representar en la economía española un 7,5 por ciento del PIB en 2010, “para lo que se ha puesto en marcha el Plan Avanza, con un presupuesto espectacular”. Este presupuesto se invertirá como “capital semilla” que arrastre en las comunidades autónomas o las empresas del sector a cantidades mayores.

“Lo que influye en la productividad no es el consumo de ordenadores, sino el uso de la información que los equipos propician y que se puede añadir al producto, pero que hace falta que alguien los use”, comentó Clos, quien afirmó al mismo tiempo que para mejorar la productividad es necesario que “se rediseñen los procesos productivos”.

Por ello, el gasto del presupuesto del Plan Avanza seguirá siendo “transversal”, para apoyar a los colectivos con menos posibilidades, como los discapacitados o los municipios más pequeños, pero intentará “discriminar” para invertir en colectivos de interés como las microempresas de menos de 10 trabajadores o los estudiantes de determinadas especialidades. “Queremos dar intención y por eso somos discriminatorios”, subraya.

Asimismo, el ministro insiste en que en los planes del Gobierno está potenciar la industria de los contenidos digitales, “importantísima y no convencional” pero que supone “facturas mundiales y flujos de exportación”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor