Las irregularidades contables de Toshiba podrían costarle 3.200 millones de dólares de multa

Empresas

Toshiba se encuentra sumida en uno de los mayores escándalos contables de Japón desde hace casi un lustro, al ser investigada por falsear cuentas y triplicar sus beneficios.

Los últimos años no están siendo fáciles para Toshiba, que no sólo ha tenido que lidiar con las dificultades de la economía japonesa, sino también con un mercado cada vez más competitivo y con problemas con la Comisión Europea.

Pero nada de esto puede compararse con el tsunami que se le avecina a la compañía japonesa, al haberse descubierto que la empresa llevaba supuestamente, al menos, 6 años falseando sus cuentas para mejorar sus resultados. La empresa habría inflado sus beneficios casi el triple, llegando a los 170.000 millones de yenes, en lugar de los 54.800 que en un principio indicaron en junio.

Eso no es todo, se espera que Toshiba además publique amortizaciones sobre el valor de sus fábricas de chips y activos por impuestos diferidos, lo que podría usar para reducir su pago de impuestos. De hecho la empresa estaba considerando la venta de activos para aumentar su capital de 1,2 billones de yenes. Ahora, en medio del escándalo, todos estos planes van a inspeccionarse detenidamente.

Desde que empezaron a aparecer los indicios de irregularidades en abril de este año, la cotización de la empresa ha bajado un 27%, y posiblemente vaya a bajar más. La multa que podría caerle a Toshiba podría ser de 3.200 millones de dólares y muy probablemente el escándalo se lleve por delante a su CEO, Hisao Tanaka, y gran parte de la junta directiva.

Eso sí, no todo se quedará en una multa, queda por saber si los altos ejecutivos de Toshiba tuvieron un papel determinante y activo a la hora de falsear la contabilidad, lo que podría llevarles a importantes penas de cárcel. Parece que Gowex no es la única empresa con contabilidad creativa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor