Las multas contra el spam funcionan en Australia

Cloud

La amenaza de imposición de fuertes multas a las empresas responsables del envío de correos electrónicos no deseados se ha comprobado eficaz.

La Australian Communications Authority (ACA), organismo gubernamental de vigilancia, se ha felicitado del resultado de las leyes aprobadas en abril, que prevén multas que pueden llegar a 679.000 euros al día contra los spammer.

“Durante los tres primeros meses de la Ley Spam, parece que los grandes proveedores han dejado de operar en Australia”, dijo el presidente de la ACA, Bob Horton, en referencia principalmente a los mensajes pornográficos.

Un estudio reciente estima que los correos comerciales no solicitados representan las tres cuartas partes de los mensajes que circulan en Internet y cuestan millones de dólares a las empresas, además de suponer un riesgo de paralizar Internet.

Un servicio especializado en vigilancia del spam, Spamhaus, confirmó el descenso del fenómeno en Australia. “Los spammers australianos han adoptado un perfil bajo, muchos parecen haber cesado sus actividades y uno de ellos al menos ha dejado el país”, según Spamhaus.

La ACA señaló que ha recibido 30.000 informes sobre spam desde abril y ha lanzado cuatro avisos a empresas en las que les amenaza con sanciones.

Horton destacó que la ley sólo se aplica en Australia y que otros países deberían adoptar medidas similares para que el problema sea tratado a escala mundial. Sólo el dos por ciento de los spams recibidos en Australia provienen del país, añadió.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor