Las novedades de Windows Phone 8

Empresas

Parece que esta vez sí. Queramos o no Microsoft es una de las compañías más grandes del planeta y resultaba sorprendente como han dejado tanto margen a Google y Apple para campar a sus anchas en el mercado móvil. El lunes Microsoft mostró su genial tablet Surface y ahora completa su plan de renovación unificada con Windows Phone 8. Aquí tenéis las novedades más importantes.

De primeras los rumores de la absurdez en el uso de procesadores multinúcleo en móviles parecen disparse. Tanto iOS como Android ya se han adaptado, y ahora WP8 también permite procesadores con doble o cuádruple núcleo, de hecho en teoría es compatible hasta los 64.

Las resoluciones soportadas también aumentan, incluyendo ahora WVGA, WXGA y 720p, aunque con la que está cayendo en la particular carrera de pantallas plagadas de píxels probablemente esto cambiará e incluirán mayores.

También habrá soporte para tarjetas SD, al fin, y mejoran bastante la compatibilidad y rendimiento de Javascript y HTML 5, incluyendo de serie Internet Explorer 10. Vale, esto puede no sonar muy bien, y es que la infamia de IE 6 y 7 ha creado una sombra muy grande, pero se está mejorando a pasos agigantados.

Por ahora todo esto no supone un cambio radical frente a otros sistemas, pero ahora viene lo mejor. Primero es, como ya sabréis, su cambio a un núcleo a partir de Windows NT, haciendo compatibles las aplicaciones en Windows 8, Windows RT y WP 8 con unos pequeños cambios.

Nokia también formará parte de este nuevo sistema, llevándose por delante los mapas de Bing e integrando OVI en todos los terminales. Luego viene una mayor configuración del interfaz Metro, permitiendo las enormes posibilidades de Android pero con una simpleza y elegancia propias de iOS.

Y es también en esta mezcla de lo mejor de dichos sistemas donde destaca también como plataforma de pago. El sistema de WP8 combinará los cupones, tickets, billetes y demás opciones del nuevo Passbook de iOS 6 con la compatibilidad de pagos y NFC de Google Wallet.

Además añade soporte para SIMs encriptadas con datos de pago e identidad, haciéndolas compatibles con los sistemas para llevar el DNI electrónico en el móvil y que las operadoras añadan otros servicios propios sin restricciones.

Total, que aunque no es la pera limonera, está claro que WP8 trae consigo mucho de lo que los otros sistemas operativos hacen bien y le añade un paso importante para la unificación de plataformas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor