Las operadoras piden reducción de tasas en la comunicación móvil

Movilidad

La asociación GSM dice que una bajada de impuestos en los países pobres enriquecería a los Estados gracias al aumento de ventas.

La Asociación GSM, que agrupa a los principales operadores de telefonía móvil, afirma que en algunos de los países más pobres los impuestos hacen las comunicaciones móviles muy caras y afectan al crecimiento económico. Por eso recomiendan a los países en vías de desarrollo que rebajen las tasas que imponen a estos servicios, una medida con la que según la industria se venderían muchos más teléfonos y se generarían más ingresos para los Estados.

El estudio realizado por la asociación que reúne a las operadoras sostiene que si los países en vías de desarrollo eliminasen o redujeran los impuestos se venderían unos 930 millones de móviles más en los cinco próximos años, lo que supondría unos ingresos de 45.000 millones de dólares de impuestos en servicios adicionales a la telefonía móvil en los 50 países incluidos en el estudio.

Casi 20 de los 50 países estudiados aplican un impuesto de más de 20 centavos sobre cada dólar gastado en una comunicación móvil. Con un impuesto del 44 por ciento, es decir, una media anual de 73 dólares por abonado, Turquía es el país que está en lo más alto de la tabla, según el estudio realizado por Deloitte & Touche, Pyramid Research y Frontier Economics. Siria, Zambia, Kenia, Argentina, Brasil, Ucrania y Perú también recaudan más de un 20 por ciento de tasas de media.

Estos impuestos afectan a los esfuerzos de los operadores de desarrollar su base de abonados gracias a combinaciones muy económicas. Este año, la Asociación GSM ha lanzado un programa con el fabricante estadounidense Motorola para producir móviles a menos de 40 dólares destinados a los mercados emergentes.

El estudio también señala que la eliminación de las tasas ligadas a las comunicaciones llevaría el número de abonados a 34 millones de aquí a 2010 en 19 países y aumentaría el tráfico de comunicaciones vocales un 25 por ciento. Una subida de 10 puntos en el número de usuarios de móviles podría generar un aumento del 0,6 por ciento del Producto Interior Bruto de cada país, según la London Business School.

Ben Soppitt, responsable de mercados emergentes de la Asociación GSM, afirma que la intención de esta organización no es decirle a “los gobiernos lo que tienen que hacer, simplemente les decimos: no consideren un teléfono móvil como un artículo de lujo”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor