Las pérdidas de Japan Display aumentan con la menor demanda de iPhone y la fortaleza del yen

EmpresasMercados financieros

El segundo trimestre de Japan Display viene marcado con una importante subida de las pérdidas de la empresa, que a pesar de estar acorde con los pronósticos, muestra una situación que deben tratar de resolver.

Con la compra de Sharp por parte de Foxconn, el conglomerado Japan Display, formado por la unión de varios fabricantes de pantallas de Japón, se ha convertido en prácticamente uno de los últimos baluartes del sector en el país nipón, que antes dominaba el mercado.

Pero la situación de Japan Display está lejos de ser buena si no consiguen adaptarse, no sólo a un mercado de los smartphones que da signos de saturación, sino también al inminente paso a la tecnología OLED y la fortaleza actual del yen, que están reduciendo sus beneficios en el extranjero.

Los analistas ya esperaban que Japan Display tuvieran unas importantes pérdidas en este segundo trimestre del año, y la publicación de los resultados ha terminado confirmándolo con unas pérdidas de 11.800 millones de yenes, mucho más de lo que experimentaron en el mismo trimestre del año pasado, con 461 millones de dólares de pérdidas.

Los motivos del aumento de las pérdidas están por un lado en su gran dependencia de Apple, que supone más de la mitad de sus ventas, y que tuvo una caída de ventas de iPhone del 15% en el segundo trimestre. Por otro lado está la fortaleza del yen, que complica las exportaciones.

Para el tercer trimestre, Japan Display espera conseguir 1.000 millones de yenes de beneficios, y comenzarán la producción en masa de OLED en 2018. Además, su CEO, Mitsuru Homma, ha asegurado que no hay problemas de financiación, ya que cuentan con el respaldo total de su principal inversor, el fondo gubernamental japonés INCJ.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor