Las telecomunicaciones ante los 27

Empresas

Ferran Amago, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación, analiza el paquete de Telecomunicaciones aprobado recientemente por la Comisión Europea y sus implicaciones.

Los países de la UE recientemente se han reunido para tratar el nuevo marco regulador del mercado de las telecomunicaciones. Pese a que el Consejo de Ministros de Telecomunicaciones de la UE ya ha comunicado y alcanzado algunos acuerdos, la decisión del Consejo deberá, no obstante, volver al Parlamento antes de su aprobación definitiva prevista para la primavera de 2009.

Las Telecomunicaciones están de enhorabuena. Se ha dado el paso para establecer un marco que regule al sector y que vele por el interés de todos los agentes implicados. Gracias a esta iniciativa, el sector de las Telecomunicaciones podrá ejercer su papel de motor económico amparándose en la ley. Al igual que otros sectores, cuando el marco regulatorio es inestable, el inversor es precavido y prefiere muchas de las veces no arriesgarse. En Telecomunicaciones, sucede lo mismo, pese a ser un sector en auge y motor económico imprescindible, sin un marco que regule al sector, las inversiones se frenan, ¿Quién se aventura a invertir en algo que sin marco regulatorio estable?

Armonizar las prácticas regulatorias entre los Estados miembros y velar por los intereses de los consumidores y de todos los agentes implicados, son algunos de los objetivos que persiguen las enmiendas presentadas por la Comisión. De los acuerdos alcanzados, muchos son a favor de los consumidores, sobre todo en telefonía móvil y privacidad. Entre ellas, la reducción del precio de los mensajes de texto en itinerancia en un 60% a partir del 1 de julio del año que viene, o lo que es lo mismo, que todos los ciudadanos que viajen a otros países de la UE, deberán pagar un máximo de 11 céntimos por mensaje de texto frente a la media actual comunitaria de 29.

La disminución de la eurotarifa a casi a la mitad, otra de las medidas adoptadas por los 27, beneficiará también a los consumidores. En este sentido, los ministros proponen que las llamadas enviadas o recibidas desde un país europeo a otro, empiecen a facturarse por segundos tras un periodo de 30 segundos indivisibles.

De igual modo, respecto a las consultas en Internet desde el móvil, recepción o envío de correos, el Consejo ha propuesto un mecanismo que interrumpa la conexión cuando la factura del usuario se acerque a los 50 euros mensuales, lo que, de llevarse a cabo, frenará facturas de móviles muy elevadas para los usuarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor