Las violaciones, otro gran problema para Uber

EmpresasRegulación
uber

Un conductor del servicio ha sido acusado de violar a una pasajera en Nueva Delhi. No es la primera vez que un chófer de Uber es denunciado.

Uber parece tener problemas más serios que las huelgas y quejas del gremio de taxistas. La compañía de transporte privado P2P ha visto este fin de semana como uno de sus conductores ha sido arrestado por una presunta violación de una pasajera. Shiv Kumar Yadav, que así se llama el chófer, ha tenido que declarar ante un tribunal de Nueva Delhi ante la denuncia interpuesta por una usuaria del servicio en la India.

Las autoridades están estudiando si se trataría de una causa penal o civil y piensan averiguar si la startup realmente cumple algunas de sus promesas de seguridad, como las relativas a la verificación de antecedentes y la funcionalidad de seguimiento de la localización, según informa Reuters.

La policía local podría tomar acciones legales contra Uber por no ejecutar las comprobaciones pertinentes sobre el historial del conductor y sobre si este tenía el GPS en funcionamiento en su vehículo. Los informes indican que el conductor lo tenía desactivado cuando se produjo el incidente, en la madrugada del sábado pasado. Este aparcó el coche en una zona aislada cuando la pasajera se quedó dormida y a continuación la habría violado y amenazado de muerte si contaba algo.

No es la primera vez que Uber sale a la palestra por problemas entre conductores y pasajeros o peatones.  Se han producido varios casos de atropellos e incluso violencia dentro de los coches. Además, ya se habían llevado a cabo varias denuncias por violación en contra de conductores de la compañía.

Uber ha respondido rápidamente al incidente mediante un comunicado: “La seguridad es la máxima prioridad para Uber y nos tomamos situaciones como estas muy en serio. Estamos trabajando con la policía mientras investigan y les ayudaremos en todo lo que podamos para determinar lo sucedido. Nuestra política es suspender la cuenta de cualquiera tras las acusaciones de un incidente grave, lo que hemos hecho”.

En referencia a su modus operandi en la India, Uber explica que “trabajamos con conductores-socios con licencia para proporcionar una opción de transporte seguro, con capas de garantías como la información del vehículo y el chófer y la compartición de datos de localización para trazar todos los viajes”.

El comunicado de la compañía no tiene nada que ver con sus condiciones de servicio, en las cuales se deja poca protección a los usuarios y prácticamente la empresa se lava las manos ante cualquier posible incidente. En las mismas indica literalmente que “Uber no participará en disputas entre usted y un proveedor de terceros. Al utilizar los servicios, usted reconoce que puede estar expuesto a situaciones en las que los proveedores de terceros sean potencialmente inseguros, ofensivos, perjudiciales para los menores o de otras maneras. El uso de los servicios será bajo su propio riesgo y juicio. Uber no tendrá ninguna responsabilidad derivada de sus operaciones o la relación con proveedores de terceros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor