Empresas

Last.fm cerrará su servicio de radio en streaming por suscripción en abril

lastfm
1 1

A partir del 28 de abril, sólo será posible escuchar emisoras en Last.fm usando su reproductor impulsado por YouTube o mediante la integración de Spotify.

Los servicios de música en streaming están viviendo una semana negra. Ayer se conocía el final de Twitter Music, que no ha llegado ni al año de existencia. Y hoy Last.fm ha anunciado que el próximo 28 de abril echará el cierre a su servicio de radio en streaming por suscripción.

La empresa se ha ido retirando poco a poco de este espacio desde hace algún tiempo, eliminando su reproductor propio el año pasado en la mayoría de los mercados y dando prioridad a su capacidad para grabar las pistas que sus usuarios están escuchando a través de otras aplicaciones, conocida como scrobbling.

Last.fm Radio todavía estaba disponible en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, de forma gratuita y apoyado por publicidad en la web o sin publicidad con una suscripción. Esta característica también fue ofrecida en Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Irlanda y Brasil, pero sólo para los suscriptores de Last.fm.

A partir del próximo mes, sin embargo, ya no existirá la radio por suscripción. Sin embargo, será posible escuchar emisoras de radio usando su nuevo reproductor de música impulsado por YouTube, o a través de la integración de Spotify anunciada en enero, según informa TNW.

Last.fm explicó de esta manera la decisión en su foro: “Durante 10 años, nuestra meta siempre ha sido la de permitir que la gente de todo el mundo pueda descubrir nueva música con el menor número de limitaciones o restricciones posible. Sin embargo, el panorama de la música ha cambiado mucho durante ese tiempo y nos hemos visto obligados a tomar algunas decisiones muy difíciles que rodean nuestros productos y servicios básicos”. “En respuesta, hemos optado por centrarnos en lo que pensamos que Last.fm sabe hacer mejor: scrobbling, descubrimiento de música y recomendaciones“, concluye la compañía.

En resumen, Last.fm quiere sacrificar sus costes por licencias de música. Ahora que la compañía no facilitará ninguna canción en su propio streaming -algo que ha dejado a Spotify y YouTube-, no tendrá que preocuparse de pagar por las licencias, y podrá ofrecer un catálogo completo en todos los mercados en los que opera.

Periodista y profesor, ha ejercido como redactor y editor en medios de información política y cultural. Desde 2012 trabaja en el campo de las nuevas tecnologías. Actualmente es redactor de Itespresso.

Sígame