LG Optimus One P500

ComponentesEmpresasMovilidadSmartphonesWorkspace
0 0

Aceptable como teléfono para conectarse a Internet, se echa en falta mayor calidad en su cámara y pantalla.

La compañía surcoreana LG introdujo en octubre su modelo P500, un dispositivo que funciona con Android 2.2 y que muestra una vez más la apuesta de la casa a dos bandas (Windows Phone y Android). El terminal recuerda en cierta medida en su apariencia al Quantum (aunque sin teclado QWERTY, claro), precisamente el terminal económico que comercializa la empresa con el SO móvil de Microsoft incorporado.

El mejor adjetivo para definir la pantalla de este modelo podría ser “agridulce”. Las 3,2 pulgadas se quedan algo reducidas en general para la navegación por la red y da la sensación de que el tamaño de la pantalla se podría haber aprovechado algo más a lo largo del frontal de teléfono.

Con sólo 320 x 480 píxeles la visualización de contenidos es aceptable, pero a la hora de acceder a ciertas fotos y vídeos es inevitable la sensación de falta de calidad (culpa en parte de su profundidad de color de 256.000 colores. Sin embargo, como aspecto positivo está su sensibilidad. Esta TFT capacitiva reacciona precisa y rápidamente ante cualquier toque a la primera y sin titubear.

La cámara cuenta con un sensor de 3,15 megapíxeles y permite grabación de vídeo VGA a 18 fotogramas por segundo. Aunque dispone de algunas funciones interesantes como ‘Beauty Shot’ y las de reconocimiento de rostro y sonrisas, la calidad para imágenes fijas y en movimiento se queda corta.

El procesador del P500 no llega a los estándares de potencia de los últimos smartphones (1 o incluso 1,2 Gz) y se limita una velocidad de 600 Mhz, suficiente para correr con tranquilidad Froyo, pero quizá algo limitada en su posible actualización a Android 2.3. Sus especificaciones se completan con una memoria RAM de 500 MB, memoria de de 2GB ampliable con tarjetas Micro SD de hasta 32 GB y conectividad Bluetooth 2.2, A-GPS, WiFi y 3g.

Así pues, si estás buscando tu primer teléfono con conexión a Internet, este P500 es perfecto, porque te permite todas las opciones de cualquier smartphone y la descarga de aplicaciones, a lo que se suma su facilidad para conseguirlo asociado a la operadora Movistar (desde 0 euros).

Sin embargo, si ya has contado con un smartphone en tu poder quizá este LG te parezca algo desfasado ante la nueva hornada de terminales inteligentes que están saliendo al mercado, con pantallas que tienden hacia las 4 pulgadas y grabación y reproducción de contenidos HD como estándar de serie. La propia LG tiene algunos modelos más avanzados a la vista, como el Optimus 2X y el Optimus Black, que podrían estar a la venta en Europa en unas semanas y que, previsiblemente también contarán con buenas ofertas de salida por sus contratos asociados a las operadoras.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor