LG Secret

4GMovilidad

Un teléfono de elegante diseño y altas prestaciones, como cámara de 5 megapixels y pantalla táctil.

El ‘secreto’ mejor guardado de LG, el tercer teléfono de la serie Black Label, lleva por nombre ‘Secret’ y se trata de un dispositivo de alta gama que, aunque no esté llamado a competir directamente con el iPhone, podría gozar de su misma popularidad.

En él, como en otros teléfonos de la compañía LG, se apuesta por el diseño y la elegancia ya desde su packaging, al que se le concede gran importancia y que va en consonancia con las líneas estilizadas del terminal.

Este sorprende por su delgadez y por estar realizado en fibra de carbono, lo que le aporta ligereza. La pantalla es de 2,4 mm, ofrece buena visibilidad y gran capacidad de interacción, al ser táctil en determinados menús del dispositivo, sobre todo en el momento de manejar los elementos multimedia. Y con un sólo golpe de botón, vuelve a ser una pantalla tradicional (no olvidar borrar las huellas dactilares dejadas en ella).

Este es uno de los puntos fuertes del teléfono, la capacidad de ser ‘tocado’ en toda la extensión de la palabra. Sus teclas son táctiles y forman el sistema Neon Touch Navigation. Permanecen ocultas hasta que se las presiona, en ese momento, adquieren un atractivo color azul.

Lo bueno es que el teléfono permite también el control mediante el teclado de su sistema de menús, organizado con bastante claridad. Posibilita también la programación de accesos directos y atajos para llegar a las funciones más utilizadas sin ningún problema.

En cuanto a la navegación, quizá la única pega -por poner alguna al LG Secret- sea el hecho de que pulsar a veces el botón central puede llevarnos a pulsar, sin querer, alguno de la pantalla táctil, dotada de gran sensibilidad. Pero es una apreciación sin importancia que no resta interés al teléfono, sobre todo si se tienen en cuenta las grandes prestaciones que ofrece y la calidad del terminal.

Entre otras, destaca su cámara de 5 megapíxeles, con flash, zoom y retoque de imagen posterior incorporado, y que, por si fuera poco, es capaz de grabar video a 120 fotogramas por segundo con una resolución QVGA. Además, el propio teléfono incorpora un programa de edición que permite editar las películas, ponerles subtítulos…

Bluetooth, radio, grabadora de voz, reproductor de mp3 y una memoria interna de 100 Mb, con ranura para tarjetas SD, son sólo algunas otras especificaciones de un terminal que nos ha convencido, por sus altas prestaciones, su autonomía (en este sentido, el ahorro de batería que supone que su pantalla se ajuste por sí sola a la luz del exterior es considerable) y por su cuidado diseño.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor