LG y Samsung, demandadas en EEUU por sus acuerdos para no robarse empleados

JusticiaRegulación

Las compañías coreanas LG y Samsung se tendrán que enfrentar a una demanda que les acusa de incumplir las leyes antimonopolio en la contratación de empleados.

Aunque muchas veces se incumplen y no son algo ‘oficial’, entre numerosas empresas de tecnología hay acuerdos para no robarse empleados entre sí. Esto quedó patente el año pasado tras el acuerdo legal de 145 millones de dólares al que llegaron Apple, Google y otras empresas tras una demanda por incumplir las leyes antimonopolio, demanda similar a la que ahora se repite frente a LG y Samsung.

A. Frost, un antiguo gestor de ventas de LG, ha acusado a ambas empresas de infringir dichas leyes y reducir los salarios de los empleados, a través de acuerdos que eviten que los empleados de una de estas empresas puedan ser contratados por la otra.

Según el abogado de Frost, Joseph Saveri, que llevó los casos previos de otras empresas como Apple y Google, los acuerdos para evitar que las empresas se roben empleados son anticompetitivos y evitan que los empleados puedan negociar salarios adecuados con sus capacidades. El propio Frost asegura que un reclutador le contactó a través de LinkedIn para un puesto en Samsung, pero que al darse cuenta de que estaba ya en LG le indicó que hay un acuerdo para que ambas no se roben empleados.

La demanda busca a su vez a más empleados de LG y Samsung que se hayan visto afectados por estas prácticas, por lo que por ahora no se especifica la cifra de daños que se pedirá a ambas empresas, aunque tras la experiencia de casos parecidos, probablemente crezca y los trabajadores obtengan un acuerdo favorable.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor