Linkedin sí monetiza: lecciones que Facebook debería aprender

CloudEmpresasMarketingRedes Sociales

La red social profesional ha encontrado un modelo de negocio que le hará duplicar beneficios este año: ser la herramienta más buscada por los cazatalentos.

A Mark Zuckerberg se le llena la boca cada vez que anuncia un nuevo avance en el número de usuarios de Facebook, que se acerca a buen ritmo hacia los mil millones. Facebook es el ejemplo de todo al hablar de redes sociales con éxito entre usuarios, pero a nadie se le escapan sus dificultades: para tener más de 900 millones de usuarios, la monetización es más bien baja. Linkedin, en cambio, rara vez aparece en las conferencias de gurús, pero tiene a sus accionistas mucho más contentos. ¿La razón? Linkedin ha encontrado el modelo de monetización perfecto.

Las cifras hablan por sí solas: los usuarios de Linkedin pasan apenas 18 minutos al mes en la red social, frente a las 6,4 horas mensuales de los usuarios de Facebook. Pero Linkedin gana 1,30 dólares por cada hora que un usuario pasa en su sitio, y Facebook tan solo 6,2 céntimos. ¿El truco? Facebook obtiene ingresos a través de anuncios, dependiendo del tiempo que sus usuarios pasan en el sitio. Linkedin no monetiza el tiempo que sus usuarios pasan en la red social, sino la información que han metido en ella.

Y es que la joya de la corona de Linkedin, de donde salen todos sus ingresos, es su herramienta Linkedin Recruiter, para departamentos de recursos humanos o empresas cazatalentos que buscan contratar al candidato adecuado de forma rápida. Con el paso de los años, la base de datos de currículos de Linkedin se ha hecho altamente valiosa. Tan valiosa, que cada suscripción a Linkedin Recruiter cuesta 8.200 dólares al año. El 95% de las empresas grandes renuevan sus cuentas, el 80% de las pequeñas también lo hacen.

La inversión en ventas

Desde Linkedin han sabido ver que Recruiter es la clave para su éxito financiero, por lo que la inversión en su división de ventas y marketing es bastante superior a la de cualquier otra red social: invierten el 33% de sus ingresos en ella, una cifra más típica de una empresa de software. De hecho, no hay más que comparar qué parte de los ingresos invierten otras firmas tecnológicas en sus divisiones de ventas para comprobarl. Microsoft y Oracle inviertene el 20%, Facebook el 15%, Google tan solo el 12%.

Gracias a haber encontrado su gallina de los huevos de oro, Linkedin ha logrado el favor de inversores y analistas, haciendo que hechos que para otras firmas significarían la debacle (la brecha de seguridad de hace unas semanas, la ruptura con Twitter…) pasen inadvertidos en la bolsa. Así, en lo que va de año las acciones de Linkedin han aumentado de valor más de un 70%. Y se espera que la firma alcance los 70 millones de beneficio este año. El doble que en 2011. Quizá Mark Zuckerberg deba tener una charla con Jeff Weiner.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor