Linux rivalizará con Longhorn

Workspace

Linux para ordenadores de sobremesa será una alternativa viable a Windows dentro de un par de años.

Aunque la migración hacia Linux supone “algunos riesgos”, el sistema operativo está madurando rápidamente y estará preparado para enfrentarse a Windows en los PCs corporativos dentro de dos años, según predicen los analistas de la industria. Dos años es lo que se espera que tarde en llegar al mercado Longhorn, la próxima gran versión del sistema operativo Linux.

Butler Group, una firma de análisis de mercado con sede en Reino Unido, también mantiene que la plataforma de fuente abierta está preparada para ser considerada una alternativa viable en el centro de datos.

Butler Group sostiene que Linux como sistema operativo en servidor podría facilitar que las empresas redujeran el número de sistemas operativos que ejecutan, de forma que pueden reducirse costes. Pero al mismo tiempo, los analistas advierten que esto conlleva algunos riesgos. “Linux no ofrece un remedio universal y padece de los mismos temas de despliegue y mantenimiento que el resto de las plataformas”, afirmaba Butler Group ante vnunet.com.

Windows continúa siendo una alternativa efectiva, según la compañía, puntuando bien en áreas como la integración y la facilidad de uso.

Pero Butler Group cree que Linux ha evolucionado hacia un entorno fiable, capaz de satisfacer los requerimientos técnicos y de negocio, y en años futuros compartirá el mercado de sistemas operativos con Microsoft.

El informe elaborado por la compañía, titulado Report on Linux in the Enterprise destaca que Linux es agnóstico respecto a la plataforma con la que opera, eliminando la necesidad de una fuerte relación entre el sistema operativo y un hardware específico. Esta portabilidad, señala el estudio, permite que los directores de tecnologías de la información busquen el mejor precio de los fabricantes de hardware, lo que es especialmente importante si la organización quiere entrar en el mundo de los 64 bits.

“Linux tiene una cobertura global, con soporte de compañías como IBM, Oracle, SAP y Siebel haciendo que sea una opción estratégica viable”, se puede leer en el informe.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor