El futuro de la wearable technology, ¿sobre ruedas?

Workspace

La startup rusa LiveMap pide financiación para un casco con realidad aumentada dirigido a motoristas.

Ya nadie duda que en los próximos años la tecnología se llevará puesta. Los relojes inteligentes, las pulseras con podómetro o las gafas de realidad aumentada son muestras palpables de ello. Los gadgets del futuro serán complementos de nuestro vestuario incluso en la carretera.

La startup rusa LiveMap ha creado una especie de casco para motoristas con un sistema de navegación muy similar al que llevan algunos pilotos de aviones o helicópteros cuya interfaz principal sería la voz con una tecnología muy parecida a Siri. La idea es que los motoristas tengan sus manos sobre el volante, pero mientras puedan recibir información útil para sus rutas a través de realidad aumentada. El dispositivo contará con un set de auriculares, un sensor de luz para ajustar el brillo de la imagen y distintos sensores (G, giroscopio y brújula digital) para seguir el movimiento de la cabeza.

El desarrollo se ha realizado contando con el apoyo del departamento de Ciencias de Moscú y otras fundaciones.

Para conseguir comercializar su casco, LiveMap ha intentado recurrir a la magia del crowdfunding colgando su proyecto en Indiegogo. No se trata de una idea disparatada o una quimera. Los ingenieros de LiveMap llevan trabajando en el dispositivo desde hace cinco años, según cuenta el CEO de la startup, Andrew Artishchev. El responsable no se sonroja al decir que es similar al casco de “Iron Man”.

Por el momento han recaudado 1.750 dólares en la plataforma de financiación colectiva. En total piden 150.000, pero todavía les quedan 29 días para conseguir su meta. En cualquier caso, esperan que su lanzamiento se realice a finales de 2014 debutando en EE.UU y Canadá.

El proyecto es bastante interesante,  incluso para la propia Google, competencia directa del producto de LiveMap con Glass. La cantidad de cosas que los de Mountain View podrían hacer con este gadget ahora que han adquirido la red social de conductores Waze sería infinita.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor