Llega Favmonster, el Pinterest para compartir webs

EmpresasStartups

Un grupo de emprendedores españoles ha lanzado esta capa social para el navegador que permite compartir páginas favoritas o curiosas de forma muy visual, así como encontrar content curators de diversas temáticas.

Las redes sociales nos han enseñado a compartir estados de ánimo, conversaciones, fotos, vídeos o enlaces, pero también nos han adoctrinado para que pasemos por muchos contenidos de puntillas. Hoy en día hay tanto que ver en Internet que apenas tenemos tiempo para disfrutar de ello ni para organizarlo. Hace falta una manera de catalogar la Red. Y esa es la idea que persigue una start-up española cuyo nombre es Favmonster.

Favmonster es una capa que se aloja en el navegador (de momento solo está disponible para Firefox, Chrome y Safari) y permite marcar todas esas web o compartirlas de manera rápida y sencilla. Tras instalar el plug-in correspondiente en el browser y darnos de alta en el servicio solo tenemos que arrastrar la página que nos ha gustado a uno de los dos puntos que se despliegan sobre la pantalla, según el uso que le queramos dar. Cada uno de estos ítems que se comparte o se almacena en nuestros perfiles de Favmonster se denomina ´Fav´.

Para hacer un perfil en Favmonster solo basta con los credenciales de Facebook. Es necesario marcar las categorías que nos interesan para seguir adelante. Una vez hecho esto y añadido a nuestros amigos de Facebook o Gmail podremos comenzar a explorar y veremos cómo de forma automática hemos comenzado a seguir a los usuarios de referencia de cada temática. Podemos compartir cosas en nuestro perfil, recomendar favs de otras personas e incluso mandar correos privados. Además también hay una funcionalidad muy interesante para ‘Pedir Ayuda’ a través del estatus.

En la práctica, Favmonster es una manera de organizar y disfrutar con los demás las webs que hasta ahora tenías colocabas en los favoritos o marcadores de tu navegador. Ahora puedes ver cuáles son las de tus amigos y las que son santo de devoción de content curators de cada área. Puedes explorar qué favs han sido los últimos en añadirse, los más populares o los más visitados.

Orígenes y metas

En febrero los creadores de Favmonster comenzaron a probar la herramienta con medio millar de personas y se dieron cuenta de que tenían que cambiar muchas cosas de su interfaz. Fue cuando decidieron que una de sus referencias en cuanto a visibilidad iba a ser la red social Pinterest. “Pinterest es una pérdida de tiempo… buenísima. Vimos cómo lo hacían y pensamos en adaptarlo”, comentan los creadores de esta herramienta. Uno de los aspectos que tomaron de la red social americana fue que al inscribirse en ella no estaban solos, sino que se sigue por defecto a los usuarios más influyentes dependiendo de las categorías de interés que habían marcado en el registro.

Favmonster ya está abierto para cualquiera que desee lo pruebe, pero para acceder a él solo se puede hacer mediante invitación. La versión estable está disponible desde hace una semana.

Los creadores de esta especie de red social están estudiando la implantación de diferentes modelos de negocio, como la publicidad segmentada o las recomendaciones patrocinadas, pero esto llegará con el tiempo. De momento, afirman que su objetivo inmediato es aumentar su número de usuarios.

Favmonster también podría llegar a los smartphones y a los tablets en septiembre u octubre. En principio todavía están decidiendo si el lanzamiento será a través apps colgadas en tiendas como la App Store o Google Play o bien en el navegador, mediante HTML5.

“El lanzamiento de Google+ nos reventó una ronda de financiación”

Pese a los avances que ha experimentado el ecosistema emprendedor en España, los inversores de nuestro país, solo quieren apostar sobre seguro. Juan Marí Beltrán y Fran Gago, cofundadores y Product Managers de Favmonster, lo saben de buena tinta. “Es complicado intentar venderles una herramienta cuando aún no tienes ingresos y cuando tu proyecto no se trata de un simple copycat de algo que funciona en otro país”, comentan.

“Esos que se hacen llamar business angels en España piden usuarios, analíticas e ingresos antes de soltar dinero. Hemos oído repetir por activa y por pasiva la frase ‘Yo no invierto en desarrollo’”.

Para obtener fondos los creadores de esta plataforma incluso sondearon Silicon Valley. Pese a que los inversores tienen en EE.UU unas motivaciones más emotivas e instintivas que los españoles para apostar por una start-up, la mayoría les pedían una base de usuarios relativamente grande. “Nos decías cosas como que volviéramos cuando tuviéramos a 100.000 usuarios utilizándolo”, comentan.

Como anécdota, los fundadores de FavMonster explican que habían conseguido prácticamente cerrar una ronda de financiación cuando salió al mercado Google+. “Los inversores estaban encantados con el proyecto porque lo veían como una capa social, un Facebook con Google, pero cuando se lanzó Google+ se echaron para atrás”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor