Llegan las gafas con "auto-focus"

Empresas
0 0

Conforme nos hacemos mayores, nuestra capacidad para enfocar objetos cercanos empeora hasta que el uso de gafas se hace casi imprescindible. El problema es que si encima somos miopes, o vamos con dos pares de gafas o nos peleamos con las controvertidas gafas bifocales a las que muy poca gente se acostumbra.

La solución puede que esté de manos de un científico de Israel que ha creado un proceso por el cual cualquier lente adquiere una especie de “autofocus”.

Zeev Zalevsky, de la universidad de Bar-Ilan, en Israel, ha conseguido desarrollar un sistema que permite que las lentes normales puedan enfocar cualquier objeto situado a más de 33 centímetros.

Para ello se graba la superficie de la lente con una rejilla de 25 estructuras casi circulares de 2 milímetros y con dos anillos concéntricos. Cada anillo sólo tiene unos pocos cientos de micrómetros de ancho y 1 micrómetro de profundidad. Dependiendo del tamaño y forma de la lente, el tamaño y número de los grabados cambia.

Los anillos cambian la fase de las ondas de luz que pasan a través de la lente, creando patrones de interferencia destructiva y constructiva. El diseño de Zalevsky, creado por ordenador, crea un canal de interferencias constructivas perpendicular a la lente en cada una de las estructura grabadas.

De esta manera existen 25 canales axiales de luz enfocada en los que colocando la retina en cualquier punto de ellos se vería la imagen enfocada.

Sus dos grandes problemas son el que reduce el contraste de las imágenes, aunque según su creador el ojo es capaz de acostumbrarse sin problemas, y que el efecto de enfoque se pierde en las regiones entre los círculos, comentando a su vez Zalevsky que el ojo se adaptaría generando un efecto continuo.— Dani Burón

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor