Lo que cuesta el móvil en el extranjero

Movilidad

Más de 100 operadoras europeas informan desde hoy en Internet sobre el coste de las llamadas desde otro país, antes de que Bruselas proponga una reducción de precios.

Mientras la Comisión Europea ultima una propuesta con la que pretende forzar a los operadores a reducir los precios de esas llamadas, las compañías han optado por hacer públicas sus tarifas, siguiendo el ejemplo de Bruselas, que ya dispone de una página en Internet con esta información desde el pasado octubre.

La asociación GSM Europe, que agrupa a 147 operadores de telefonía móvil de 50 países europeos, ha presentado una página, con la que pretende “ayudar a los usuarios a encontrar las mejores tarifas de la itinerancia internacional o roaming, término por el que se conocen las llamadas que se realizan desde fuera del país de origen. La página ofrece datos sobre la mejor tarifa para una llamada de dos minutos en hora punta, así como del envío de un mensaje escrito, por compañía y lugar de origen, y efectuada o recibida cuando el usuario está en cualquiera de los otros veinticuatro estados miembros.

Mientras, el Grupo de entidades reguladoras europeas (ERG) ha mostrado su satisfacción por esta iniciativa ya que considera que “hacer los precios más transparentes es un paso importante para conseguir que el mercado de roaming ofrezca un mejor servicio a los consumidores”.

Los precios que los usuarios de este servicio pagan son considerados “excesivamente altos” por la Comisión Europea, por lo que está previsto que el miércoles apruebe un reglamento para controlar las tarifas de roaming. La idea, avanzada por la comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, es forzar a los operadores de telefonía móvil a que apliquen las mismas tarifas a sus usuarios cuando estén en su país de origen o cuando viajen a otro estado de la UE.

Además, la Comisión quiere que se elimine el coste que paga una persona por recibir una llamada procedente de un teléfono móvil cuando su propietario está fuera de su país de origen. En la propuesta se aplicará el “principio de precio nacional”, es decir, que el usuario pague en el extranjero las mismas tarifas por una llamada nacional o internacional que le cobran cuando está en su país de residencia.

Para lograr esa reducción del precio, la Comisión abordará igualmente la cuestión de las tarifas al por mayor, con el objetivo de garantizar que los operadores no cobren a los de otros países cantidades muy por encima de los costes reales por el uso de sus redes.

Con todo, de los 25 reguladores comunitarios sólo la Comisión española del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) se mostró en contra ya que quiere que la reducción del coste del “roaming” se haga directamente en la tarifa que se cobra a los usuarios y no en el pago entre los operadores por el uso de las redes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor