Lo que Instagram significa para Windows Phone

CloudEmpresasMarketingMovilidadRedes Sociales
Instagram

Esta semana Instagram por fin llegó a Windows Phone. ¿Será el empujón definitivo que necesitaba?

Durante el último año, cada vez que desde Microsoft hacían alguna referencia a lo bien que estaba funcionando Windows Phone, a cómo cada vez tenían más apps y más interés por parte de los desarrolladores, había siempre alguien que aguaba la fiesta diciendo solo una palabra: Instagram. Y es que, desde que la app de filtros fotográficos llegó a Android hace año y medio, todas las miradas se giraron hacia Windows Phone. Si de verdad quería ser un rival a tener en cuenta, necesitaba Instagram. Desde esta semana, lo tiene.

Y no solo tiene Instagram: Windows Phone ha añadido en las últimas semanas otras dos apps populares que eran un gran vacío en su ecosistema de aplicaciones. Con Instagram llegó también Waze, y a principios de mes fue Vine la que se sumó a al mundo Windows. El número de apps sigue siendo abrumadoramente inferior a las tiendas de Android y iOS, pero por lo menos ya están las principales. ¿Significa esto que Windows Phone empezará a despegar de verdad estas Navidades?

Muchos argumentan que la plataforma móvil de Microsoft ya hizo su despegue en los últimos meses, ya que en el último año, según datos de IDC, las ventas de dispositivos con Windows Phone aumentaron un 156%, pero lo cierto es que ese tercer puesto en el mercado móvil no significa demasiado con un 3,6% de cuota. Todavía faltan apps básicas como Dropbox o Pinterest y, lo más importante, la experiencia en algunas de las apps básicas que sí tienen no es la misma que en las versiones de iOS y Android.

La torpe llegada de Instagram

El gran ejemplo de esta diferencia en algunas apps es la torpeza con la que Instagram se añadió esta semana al catálogo de Windows Phone. Cualquier usuario de la plataforma de Microsoft (me incluyo) saltó el miércoles ante la buena noticia de la llegada de Instagram, pero entonces se encontró con varios problemas: al buscar “instagram” en la tienda de apps, la aplicación no aparecía entre los resultados (había que buscar “instagram beta”). Una vez localizado, descargado e instalado, tocaba sacar la primera foto. Y ahí saltaban más alarmas.

Al pulsar en el botón de la cámara en Instagram, el usuario se encontraba redirigido a su galería de fotos o, en los casos más extremos, directamente a la lista de aplicaciones. ¿El Instagram de Windows Phone no permitía sacar fotos? Por muy beta que fuese, parecía un gran error. Después se supo cómo hacerlo, pero ni Microsoft ni Instagram avisaron de que esto iba a ser así. Ni de que no se podían hacer vídeos, porque no se puede.

Al final, por una comunicación torpe, el día que debía haber significado la ratificación de Windows Phone como una plataforma móvil que tener en cuenta, se convirtió en un día lleno de confusión y críticas sobre la plataforma. ¿Vale la pena tener Instagram si es a este precio? Posiblemente sí. Ya nadie le podrá aguar la fiesta a Microsoft diciendo esa palabra.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor