Lo que le faltaba a tu ebook: pasar las páginas a mano

Empresas

Ya tenías respuesta para todo frente a quienes siguen mirando por encima del hombro tu flamante libro electrónico.

A quien te decía que como el olor de un libro no hay nada le decías que también te ahorrabas la alergia, con los que tienen la casa llena de libros lo tenías fácil porque tu biblioteca la guardas en el cajón de la mesilla. Pero quien argumentaba el gran placer de pasar las páginas… ¡amigo! ese te hacía humillar la mirada y continuar cabizbajo toda la noche. Hasta ahora. ¿Deseas saber más?

Un estudiante con iniciativa, ingenio, visión de futuro y unos pulgares inquietos es todo lo que hacía falta para que empezase a haber un prototipo de interfaz que permite al usuario de un libro electrónico pasar las páginas a la manera tradicional. Nada de apretar un botón o deslizar un dedo por la pantalla táctil o similares.

Dos láminas de plástico van conectadas a un sensor que unido al ebook interpretan los movimientos de los dedos que simulan pasar las páginas. En función de la velocidad a la que se haga las páginas pasarán de una en una a velocidad de lectura o más rápido, como si estuviésemos hojeando (que no ojeando) el libro. La intención es sumar al dispositivo electrónico las ventajas del libro tradicional, lo que puede resultar especialmente útil en el caso de documentos en los que estamos buscando algo en concreto y no están indexados ¿Cuánto faltará hasta que algún fabricante incorpore en sus modelos de ebooks una esquinita con una de estas láminas de plástico? — Antonio Rentero [Wodny]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor