Lo que los emprendedores pueden aprender de Juego de Tronos

Empresas
Juego de tronos

Juego de Tronos habla de poder y liderazgo, temas muy importantes en el mundo de las startups. Sacamos 5 lecciones de la serie de la HBO.

Llevábamos ya un par de meses diciendo Winter is coming, pero ocurrió de verdad ayer. Es invierno oficialmente y, si bien el principio de la nueva temporada de Juego de Tronos, la serie que ha hecho de la llegada del invierno un poderosísismo meme, está todavía lejana, es el momento de hacerle un pequeño homenaje. ¿Cómo? Fijándonos en las cosas que han pasado y extrayendo de sus tramas de luchas de poder valiosas lecciones, como han hecho en BostInno. Porque Juego de Tronos se puede aplicar al mundo de las startups sin muchos problemas y aquí van unos ejemplos: 5 cosas que los emprendedores pueden aprender de Juego de Tronos.

1. Aprende a seguir antes de liderar. Si todavía no te has lanzado a la piscina, piénsatelo dos veces. Quizá sea más práctico trabajar en alguna startup antes de fundar la tuya propia para ver cómo funciona desde dentro. Imagina que eres Jon Snow (o Jon Nieve, depende del idioma en el que veas la serie) y empieza desde abajo, aprendiendo de los que tienen más experiencia. Cuando llegues a lo más alto, sabrás cómo hacer para ser un buen líder.

2. Aprende a distinguirte del resto. Piensa en Margaery Tyrell y en sus palabras: “no quiero ser una reina, quiero ser la reina”. Esa es la actitud que todo emprendedor necesita a la hora de hablar con posibles inversores para convencerles que no es que vayan a ser “una de las mejores startups”, sino que van a ser la que lo cambie todo.

3. ¿Te estás obsesionando demasiado? Todo emprendedor que lanza una startup se vuelve de pronto monotemático y muchos le dirán que se está obsesionando. Un poco como le pasa a Daenerys Targaryen. ¿Cómo saber si estás actuando bien y siguiendo tus sueños o si, efectivaemnte, lo estás llevando todo demasiado lejos? El tiempo será quien dé la respuesta, como siempre.

4. El poder está donde la gente cree que está. Oh, los poderes de la comunicación. La startup de la que todo el mundo empieza de pronto a hablar tendrá éxito, aunque este sea solo hasta que se pase la moda. Y no tanto porque sea una startup buena (aunque muchas veces coincida), sino porque los usuarios de pronto creen que deben usarla (y se sienten mejor). Saber aprovechar estas oportunidades es clave.

5. La importancia de la tecnología de escala. La Batalla de Blackwater lo dejó muy claro: mucho mejor que tener un ejército (que es caro) o unas buenas murallas, es tener algo como Wildfire, una tecnología escalable que realmente cambia las cosas. Tu producto tiene que ser Wildfire, no un mejor ejército o unas murallas más seguras.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor