Lo que nos dejó el Mobile World Congress 2009

CloudMovilidadWorkspace

Una vez finalizado el congreso más importante para la industria de la telefonía móvil, hacemos repaso de lo que dio de sí la cita barcelonesa.

Barcelona volvió a convertirse, por tercer año consecutivo, en la capital mundial de la industria de la telefonía móvil. En la Ciudad Condal se celebró, del 16 al 19 de febrero, en la Fira de Barcelona, en un marco incomparable presidido por el Palacio de Montjuic, el Mobile World Congress 2009.

A pesar de que no le ha afectado como a otras ferias del sector, la crisis ha marcado también una edición sobresaliente del certamen a nivel organizativo. 47.000 personas, entre visitantes, expositores y periodistas acreditados, asistieron a las feria durante los cuatro días que ésta se desarrolló.

Lo que en un principio podría ser una cifra alta en relación a otras ferias del sector, debe ser tomada con prudencia y teniendo en cuenta el contexto económico internacional, sobre todo si se compara con los datos de ediciones pasadas.

La propia entidad organizadora de la feria, la GSMA, había señalado que para esta edición se registrarían 5.000 visitantes menos de los 60.000 asistentes que se habían acercado al Mobile World Congress en 2008. Finalmente, el número de visitantes que se quedaron por el camino fue más de lo esperado.

Sin embargo, el nivel de los asistentes se mantuvo. Según las cifras dadas a conocer por la GSMA, más de la mitad de los visitantes eran directivos de alto nivel, mientras que de ellos, 2.800 eran CEO de grandes y medianas compañías. Esto provocó que se mantuviera el ritmo comercial del evento. De hecho, se estima que cada visitante mantuvo al menos 18 transacciones comerciales de media durante los días de la feria.

“Se ve menos afluencia de visitantes, pero el nivel se mantiene. Hemos tenido el mismo número de reuniones con clientes que otros años”, señalaba Emilio Martín, director general de Toshiba Mobile desde su stand en la feria en este sentido.

En lo que sí se ha crecido es en superficie expositiva, alcanzándose los 57.000 metros cuadrados de exposición, y en el número de empresas que han acudido al Mobile World Congress para mostrar sus novedades. También en cuanto a prensa especializada (2.400 periodistas acreditados), lo que demuestra que l a repercusión mediática del evento no ha decaido ni un ápice a pesar de la crisis.

Mucho ruido (que beneficia tremendamente a la proyección internacional de Barcelona como sede del evento) y pocas nueces en relación al número de grandes lanzamientos de esta edición, en comparación con otros años, como veremos en el siguiente apartado de este reportaje.

Durante cuatro días, no sólo los ojos del sector TIC, sino los de medio mundo, se fijaron en Barcelona. La expectación creada por el Mobile World Congress ha ido en aumento edición tras edición, y aunque en esta ocasión los lanzamientos y presentaciones no han sido ni tan numerosos ni tan impactantes como en otras ocasiones, la cita barcelonesa ha dejado algunos protagonistas y dispositivos estrella por los que será recordada la edicion de 2009.

Uno de los nombres propios del MWC 09 fue sin duda Steve Ballmer, el CEO de Microsoft fue el centro de atención en la primera jornada del evento y sorprendió a todos confirmando que nunca habrá un “Windows Phone“.

De hecho Ballmer, mediático donde los haya, presentó la nueva estrategia de su compañía en este sentido, que busca que el usuario utilice el dispositivo que quiera pero que desee tener en él el software de Microsoft. Ballmer presentó el nuevo sistema operativo Windows Mobile 6.5, que se comercializará en el mes de junio, susto incluido, ya que por un momento la compañía creyó que le habían robado uno de sus dispositivos con una versión primitiva del software incluido. Al final todo quedó en eso, en un susto.

Microsoft también presentó “My marketplace”, una tienda online que ofrecerá aplicaciones desarrolladas para Windows Mobile. No fue Microsoft la única compañía que presentó una tienda virtual en el certamen. También Orange y Nokia mostraron al mundo sus nuevos comercios de aplicaciones.

La finlandesa aprovechó la cita también para que su vicepresidente mundial, Niklas Savander, mostrase sus nuevos teléfonos : el E75 y el E55. Fue la primera del baile de fabricantes que mostraron en el evento sus nuevos dispositivos. Samsung mostró el ecológico Blue Earth, un dispositivo con pantalla táctil y un panel solar que permite la recarga de su batería. Algo parecido presentó LG, además de un móvil de cristal y el nuevo Arena.

HTC presentó por su parte el Touch Diamond 2 y el Touch Pro 2, mientras que Toshiba Mobile mostró el TG01, pensado para hacer más fácil al usuario su navegación por Internet.

Otras compañías, como Acer, se adentran en el mundo de los smartphones. Esta firma, tras comprar E-Ten Information System anticipó en Barcelona sus modelos M900, F900, X960 y DX900. Aunque en este terreno, y siempre con el permiso de Blackberry RIM, el triunfo en la Ciudad Condal se lo llevó Palm, que mostró Pre a pesar de los problemas legales que tiene para comercializarla y maravilló a los asistentes. Sin duda, una de las grandes triunfadoras del certamen esta empresa que se ha repuesto tras meses de silencio y vuelve a estar de plena actualidad. (Sepa más sobre Palm en nuestro especial sobre la firma )

Aunque en número puedan parecer muchos, la verdad es que los grandes lanzamientos de la edición 2009 son bastante escasos, sobre todo comparados con otros años en los que cada empresa fabricante llevaba a Barcelona entre seis y doce nuevos terminales que mostrar.

Sin embargo, el Mobile World Congress se afianza no sólo por ser el escaparate de novedades, sino por ser un lugar para hacer negocios y networking, y un foro en el que vislumbrar las nuevas tendencias del sector. Algunas evolucionan tan rápido que más que tecnologías futuras son realidades que empiezan a implantarse y a dar sus beneficios ya en la actualidad.

En este sentido, la edición 2009 del MWC pasará a la historia por haber sido el foro de la LTE, en el que algunas empresas hicieron incluso demostraciones en directo. Alcatel-Lucent y Motorola, entre otras, han sido dos de las compañías que más han apostado en este sentido por la integración de la telefonía fija y móvil mediante esta tecnología cuya implantación, más que un tema de futuro, es ya una realidad.

Otra de las estrellas de la feria ha sido el código abierto, que también se ha apuntado a la movilidad. En este sentido sorprendió Vodafone anunciando que comercializaría el HTC Magic, el nuevo teléfono con Android, durante la feria. Mientras tanto, Telefónica presentó a bombo y platillo su HTC Dream, su apuesta personal por el software libre de Google. Pero no sólo las operadoras se subían al carro de Android, sino también los fabricantes. Es el caso de Nvidia, que aprovechó el MWC para anunciar que está trabajando para que su procesador Tegra sea incorporado en estos teléfonos.

Junto a estas dos realidades, el tercer protagonista de esta edición de la feria ha sido la total integración del móvil e Internet como dos elementos que sin duda caminarán de la mano en el futuro de manera indisoluble. Mientras la mayoría de fabricantes se afanan en presentar terminales que apuesten de forma definitiva por hacer más fácil al usuario la navegación por la Red, crecen las empresas de servicios que presentan nuevas funcionalidades para integrar los dos medios.

Es el caso de Skype y su nueva versión, presentada en Barcelona así como el acuerdo firmado con Nokia para que su software se instale “de serie” en los teléfonos de la finlandesa, o de Yahoo!, que presentó su nuevo servicio Yahoo! Mobile, un punto de entrada a Internet desde el móvil común para el usuario.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor