Logitech espera volver a un crecimiento de dos dígitos en España

Empresas

La empresa ha adquirido Intrigue Technologies, firma especializada en
controles remotos, por un importe de 24 millones de euros pagados en
efectivo.

El fabricante de periféricos informáticos Logitech espera que su

facturación en el mercado español vuelva a crecer dos dígitos en el año

fiscal 2004-2005, que cerrará a finales de marzo, según ha adelantado el

director general para el Sur de Europa, David Talvy.

Así, Talvy

ha explicado que tras cinco años de aumentos de dos dígitos, en

2003-2004 los ingresos de Logitech en España experimentaron un

crecimiento “bastante pequeño”, de sólo un dígito, debido a la crisis de

la economía europea. De hecho, “la crisis alemana hizo que los

fabricantes tiraran los precios, una tendencia que debido a la

moneda única se trasladó a otros países como España y que Logitech tuvo

que seguir, a pesar de que el consumidor aceptaba los precios de sus

productos”, asegura el directivo.

De este modo, Logitech ha

reajustado todos sus costes para tener el mismo margen de antes “a

precios muy inferiores” y confía en recuperar el crecimiento de dos

dígitos en el ejercicio actual, siempre que se mantenga el tipo de

cambio actual euro/dólar, ya que no espera una erosión de los precios.

España es el sexto mercado mundial por facturación para Logitech, por detrás

de Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido y Asia. No obstante,

las mayores expectativas de crecimiento para el grupo se centran en

Rusia, donde abrió oficinas el año pasado, y en los países de Europa del

Este, según Talvy.

Junto a esto, hay que destacar que la

estrategia del grupo de origen suizo está focalizada en las cámaras de

vídeo para Internet, segmento en el que es líder mundial, así como en

los teclados y los ratones, aunque también fabrica auriculares

inalámbricos y otros productos. Actualmente está introduciéndose en

nichos de mercado de gama baja.

Además, Logitech, que fabrica

todos sus productos en una planta instalada en China, donde trabajan

4.000 personas, trasladará próximamente la producción a una nueva

instalación en el país asiático, que contará con 6.000 trabajadores y

aumentará las cadenas de montaje de las 20 actuales a 60, según señala

el director general para el Sur de Europa de la compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor