Logitech HD Pro Webcam C910

ComponentesWorkspace
0 0

La telepresencia adquiere un grado más de realidad con esta cámara web que permite realizar videoconferencias en 720p y grabar clips en alta resolución.

Logitech da un paso más allá en el segmento de las webcams con este modelo C910, proporcionando la herramienta necesaria para las nuevos usos en telepresencia. La mayoría de cámaras orientadas a Internet, con un sensor de 2.0 megapíxeles, están diseñadas para ofrecer una resolución media, sin embargo ésta se sale de los estándares habituales siendo capaz de capturar fotos y vídeos en alta calidad.

El periférico de Logitech dispone de un sensor de 10.0 megapíxeles, capaz de “degradarse” para trabajar a 5 Mp, 1´2 Mp o 640×480 p. Además puede grabar vídeos en Full HD, con 1.080p. También es posible rebajar esta calidad a 720, 480 o 360p, dependiendo de las necesidades del usuario.

La C910 resulta un accesorio idóneo para utilizarse profesionalmente en soluciones de telepresencia gracias a sus altos estándares. Sin embargo, hay que puntualizar que al realizar videoconferencias la cámara se adecúa automáticamente a 720p, una medida que es escalable a Full HD, si así se cambia manualmente.

Mediante el software que viene con la webcam es posible controlar el zoom de la misma, la ubicación o el enfoque. Éste cuenta con funciones que se pueden automatizar, por ejemplo, para obtener un balance de sonidos (RightSound) o luces (RightLight) más equilibrado. En el aspecto de audio el periférico de Logitech dispone de dos micrófonos integrados y optimizados.

Un automatismo poco frecuente pero muy interesante que se incluye en esta cámara es el de “Seguir mi cara”. Dejando seleccionada esta opción la cámara encuadrará constantemente el plano, centrándolo en base a donde se sitúe el rostro del usuario.

Además del componente profesional, esta cámara cuenta con muchos aspectos lúdicos. En primer lugar, permite colgar vídeos en plataformas sociales como Facebook o YouTube mediante unos pocos pasos en su software de gestión. Es tan fácil como grabar un vídeo o hacer una foto con el botón central y a continuación pulsar el botón para correspondiente para subirlo a estos sites. Si estás logueado en ellos se hará automáticamente.

Por otro lado, el programa asociado a la cámara dispone de un gran abanico de opciones para pasar un buen rato. A través de su funcionalidad de reconocimiento facial podrás asociar una cara a un avatar para que éste responda a tus movimientos de cabeza, ojos y boca. Asimismo también puedes acompañar tu rostro de “Accesorios faciales” que seguirán tus acciones al dedillo o experimentar con los “Fun Filters”.

Es posible también crear máscaras de vídeo propias para grabar videoblogs o realizar videconferencias con un escenario de fondo totalmente customizado.

Como conclusión, la webcam será una buena solución tanto profesional como de ocio, para hablar con contactos profesionales o mantener reuniones o bien para comunicarse con los amigos o la familia mediante Internet o a través de un televisor con esta posibilidad. Se trata de un dispositivo muy completo y con un precio muy razonable para sus amplias posibilidades.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor