Lonnie Johnson, del Super Soaker a la revolución solar

Empresas
0 0

Está claro, si pareces una combinación de Gordon y Morgan Freeman, seguro que tienes que ser alguien que mola. Eso es lo que le ocurre a este hombre, Lonnie Johnson, un inventor de los que ya no quedan y que ha hecho de todo, desde trabajos para naves de la NASA y el bombardero B-2, hasta la invención de la pistola de agua más célebre del mundo, Super Soaker.

Ahora el señor Johnson nos trae algo que puede revolucionar la situación energética del planeta, su conversor de energía termoeléctrica JTEC.

¿Pero qué es JTEC? Pues es un sistema revolucionario que convierte la energía térmica en eléctrica, pero además el Sol es capaz de proporcionar ese calor necesario. Consiste en dos cámaras llenas de hidrógeno conectadas por tubos de acero con manómetros. El calor expande los átomos de hidrógeno de una cámara liberando electrones.

Los electrones pasan a través de un circuito externo proporcionando corriente eléctrica y yendo a la otra cámara, con esta se produce un intercambio de átomos de hidrógeno con los cationes de la cámara anterior gracias a una membrana especial. Se reconstituyen los átomos de hidrógeno y vuelven a bombearse comprimidos a la primera cámara que recoge el calor para reiniciarse el ciclo.

A pesar del escepticismo inicial, parece que esta tecnología puede suponer una verdadera revolución ya que podría doblar la eficiencia de los paneles solares actuales sin necesidad de usar partes móviles. Veremos que queda de todo esto al final.— Dani Burón [Atlantic]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor