Los abogados de Proview demandan su parte del caso del iPad

Empresas

Suele decirse “cría cuervos y te sacarán los ojos”, pero tras convivir con alguno en Alemania he de decir que normalmente ,si los crías de pequeños, los cuervos suelen ser leales, cariñosos y amables. Posiblemente el refrán se refería en realidad a “ayuda a una empresa a demandar rastreramente a otra y no te pagarán los honorarios”. Eso es justamente lo que le está pasando ahora al bufete de abogados que llevó la demanda de Proview contra Apple por la marca iPad, al que no pagan 2,4 millones de dólares.

¿Qué se puede esperar de una empresa como Proview, que demanda a otra (da igual que sea Apple o Grefusa) por un puñetero nombre únicamente por intentar salir de la bancarrota? Pues exactamente lo que está haciendo.

Como ya sabéis, a Proview la jugada no le salió del todo bien. Ellos esperaban sacar 400 millones de dólares para saldar sus deudas, pero Apple supo esperar hasta que Proview no tuviera más remedio que aceptar lo que le dieran, y al final sólo fueron 60 millones.

Ahora debe a sus abogados de Grandall Law Firm el 4%, 2,4 millones de dólares, que ya están pidiendo viendo como está evolucionando el tema y por los cuales han demandado ya a Proview. Mientras, el fundador de Proview, Yang Rongshan, dice que la demanda no tiene sentido, ya que el pago no tiene que ser inmediato al encontrarse al borde de la bancarrota.

También asegura que pagarán la deuda cuanto antes, pero algo me dice que de esos 60 millones ya no queda nada y se los han repartido ya los altos ejecutivos para huir junto con Curro al Caribe. Viva la cultura del pelotazo, que es universal y no sólo patrimonio de España. [Ubergizmo]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor