Los anuncios de Julia Roberts prohibidos por el excesivo uso de "bisturí digital"

Empresas

Todos sabemos que en la publicidad de hoy en día, l@s modelos están más tuneados que el coche del Neng de Castefa, y no precisamente por su paso por los quirófanos, sino por la enorme cantidad de edición photoshopera por el que pasan sus imágenes. Pero al parecer en el Reino Unido ya han dicho que les parece excesivo y han decidido retirar unos cuantos anuncios por considerar que ya es pasarse.

El primero de ellos ha sido el último anuncio de Julia Roberts para la marca Lancome, para los cuales además firmó una clausula para que las fotos previas a la edición no vieran nunca la luz, posiblemente no por ella sino por el riesgo de que nos convirtiéramos en piedra al verla.

Otra de las afectadas ha sido Christy Turlington en sus anuncios para Maybelline, por lo que probablemente a partir de estos precedentes empezamos a ver unos anuncios más sinceros o al menos no tan irreales.

Y es que cuando un anuncio de un cosmético que supuestamente nos rejuvenece se basa en imágenes editadas cuyo parecido más cercano a la realidad sería el de ponernos barniz, está claro que algo falla. [The Guardian]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor