Los ataques de virus a móviles en España han sido hasta ahora casos aislados

SeguridadVirus

Según Panda Software, aún existen pocos agentes de este tipo y afectan sólo a ciertos modelos con sistemas operativos avanzados.

Los recientes ataques del virus Cabir a teléfonos móviles en España, de los que hasta el momento sólo se han detectado tres casos, son con toda probabilidad casos aislados que no deben desatar una alerta entre los usuarios, según señala José Manuel Crespo, director de marketing de producto de Panda Software.

Crespo explica que, aunque la seguridad de los móviles es un tema serio que a corto plazo puede ser una posible fuente de entrada de amenazas, por el momento hay “poca cosa”, ya que aún existen pocos virus y afectan sólo a ciertos modelos con sistemas operativos avanzados.

El virus Cabir, que se propaga a través de la tecnología inalámbrica Bluetooth entre móviles que funcionan con el sistema operativo Symbian, utilizado por fabricantes como Nokia o Motorola, fue detectado por primera vez el año pasado.

Nacido como una “prueba de concepto” para demostrar que es posible explotar vulnerabilidades en estos aparatos, Cabir se transmite como un archivo SIS (archivo de distribución de Symbian) y en sus primeras versiones se disfrazaba como un programa llamado Caribe Security Manager. Para que comience a funcionar, el usuario debe aceptar el mensaje e instalar el programa en un proceso en el que cuenta con hasta tres oportunidades para “echarse atrás”.

Una vez que el programa está instalado, comienza a enviar correos multimedia utilizando la libreta de direcciones, lo que reduce sensiblemente la duración de la batería y puede llegar a agotarla.

Crespo añade que, aunque algunas compañías de antivirus han lanzado ya algún producto dirigido específicamente a los teléfonos móviles, Panda está esperando a que el mercado se asiente antes de comenzar a hacerlo, dado que los fabricantes de terminales “aún no están posicionados sobre hacia dónde van a dirigirse las plataformas móviles”.

Igualmente, un portavoz de Vodafone ha confirmado la detección de estos tres “incidentes”, pero subraya que han sido tres “casos aislados” y que no dependen del operador, sino del sistema operativo utilizado por el terminal.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor