Los beneficios netos de Intel caen un 90%

Empresas

La compañía ha registrado unos ingresos netos de 234 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2008.

Intel ha presentado sus resultados del cuarto trimestre y las cifras relativas al ejercicio fiscal 2007-2008. La compañía ha logrado un beneficio de 8.200 millones de dólares (unos 6.248 millones de euros) entre octubre y diciembre, con una ganancia de 4 centavos por acción, situando las ganancias anuales en 37.600 millones de dólares, un 2% menos respecto a 2007.

El beneficio neto ha sido de 234 millones de dólares en el Q4, lo que representa una caída del 90% respecto al mismo periodo del año anterior. La utilidad neta anual, en cambio, cedió un 24%, al ubicarse en 5.300 millones de dólares.

Intel ha revelado que las ventas de microprocesadores y de chipsets han sido mucho menores en comparación con las del tercer trimestre, aunque los ingresos por los procesadores Atom aumentaron un 50%, alcanzando los 300 millones de dólares.

Las pérdidas netas por inversiones en acciones bursátiles, intereses y otras partidas fueron de unos 1.100 millones de dólares, una cantidad superior a las estimaciones de pérdidas por valor de 50 millones de dólares, debido principalmente a una reducción de mil millones de dólares en el valor contable de las inversiones realizadas por la Compañía en Clearwire.

En el pasado ejercicio se han reducido los costes corporativos en más de 800 millones gracias al cumplimiento del programa para estructura y eficiencia puesto en marcha en 2006. Las reducciones acumulativas de gastos siguiendo dicho programa han superado los 3.000 millones de dólares hasta la fecha. Y la compañía ha logrado cifras récord en unidades de microprocesadores, ingresos por servidores e ingresos por microprocesadores para portátiles.

“La economía y el sector se encuentran en un proceso de restablecimiento a un nuevo punto de partida, desde el que se volverá a crecer,” opina Paul Otellini, presidente y consejero delegado de Intel, en declaraciones facilitadas en un comunicado. “En una situación económica incierta, nuestras estrategias empresariales fundamentales se encuentran ahora más centradas que nunca antes. Intel ya ha sobrellevado momentos difíciles en el pasado, y sabemos lo que necesitamos hacer para dirigir nuestro éxito en el futuro. Nuestras nuevas tecnologías y nuestros nuevos productos nos van a ayudar a reavivar el crecimiento del mercado y a prosperar cuando se produzca la recuperación económica”, ha indicado Otellini.

Puede ver la entervista a Brian G. González, director general de Intel Iberia, realizada por Silicon News:

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor