Los comerciantes rechazan la nueva política de devoluciones de la UE

EmpresasRegulación

Las enmiendas en la Directiva de los Derechos de los Consumidores de la Unión Europea costarían a los minoristas online 10.000 millones de dólares anuales.

Los cambios propuestos por la Comunidad Europea en relación con la devolución de los productos comprados a través de Internet podría costar a los minoristas un total de 10.000 millones de euros al año, afectando seriamente al crecimiento del mercado y haciendo que aumenten los precios. Al menos es lo que asegura IMRG, un organismo que representa a los minoristas online.

IMRG asegura que el coste de la enmienda a la Directiva de los Derechos de los Consumidores de la Unión Europea, votada la semana pasada, equivale al 4% del valor estimado de la industria de comercio electrónico en Europa en 2012.

“Las nuevas enmiendas de la Unión Europea son desastrosas para la industria online”, asegura James Roper, responsable de IMRG.

“Además de ser innecesaria, la enmienda conducirá inevitablemente a un aumento de los precios”, dice Roper, quien también asegura afirma finalmente serían muchos los que se verían obligados a poner fin a su actividad online.

IMRG no está de acuerdo con varias enmiendas, incluido un plan que exige a los minoristas que cubran el coste del retorno de las mercancías cuyo valor supere los 40 euros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor