Los dirigibles llenan de nuevo los cielos gracias a GoodYear

EmpresasInnovación

El año 2013 será cuando los zepelines vuelvan a volar.

GoodYear lleva un siglo fabricando neumáticos y en el fondo un dirigible no es sino un gigantesco globo lleno de aire, de helio en este caso o cualquier otra sustancia igualmente ligera, aunque esperemos que no tan inflamable como en el tristemente célebre Hindenburg. Así que también es larga la trayectoria de la casa fabricando dirigibles. Ahora se han unido a Zeppelin, la otra gran casa que ha dado nombre genérico a estas aeronaves para crear una nueva generación que traerá aparatos mayores, más rápidos y capaces de transportar un mayor número de pasajeros. Y aún hay más.

La compañía original que llenó los cielos de medio mundo con gigantescos dirigibles tienen un sucesor que conserva parcialmente el nombre, ZLT Zeppelin Luftschifftechnik.

En conjunción con el conocimiento en la tecnología de los plásticos que GoodYear lleva décadas desarrollando en la utilización publicitaria de dirigibles ahora se pretende potenciar el uso de los zeppelines como medio de transporte. De momento van a reemplazar los tres modelos que aparecen en la fotografía con otros que tendrán un coste unitario de unos 21 millones de dólares. Tendrán 75 metros de longitud frente a los 58 de los actuales, volarán más rápido (120 km/h frente a 90) y sus góndolas tendrán una capacidad de 13 pasajeros frente a los 7 actuales. ─Antonio Rentero [GoodYear]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor