Los marcianitos invaden tu casa

Empresas

La invasión alienígena tenía que comenzar por algún sitio, pero seguro que nunca sospechaste que sería en tu salón.

Y es que el legendario videojuego Space Invaders, aquel que se quedaba los duros de la paga de los que vamos teniendo ya una edad que podríamos denominar, está tan instalado en nuestro inconsciente colectivo que ha llegado a convertirse en objeto decorativo. Y aún hay más.

Un mural en la pared que recree una batalla espacial que ríete tu del comienzo del Episodio III de Star Wars.

Pero también un cojín, un juego de salero y pimentero o los propios azulejos de la mesa de la cocina. Los invasores espaciales pasaron de las recreativas de los salones de juegos a los ordenadores, a las consolas, a los móviles y ahora directamente a nuestros hogares.

La generación del baby boom puede estar satisfecha. Somos los primeros que viviran peor que sus padres, nos jubilaremos a los 70 años, quién sabe si cobramos jubilación, no solo no tendremos casa en la playa sino que veremos si logramos pagar nuestro minipiso… pero hemos convertido nuestros mitos de infancia en objetos decorativos.

Es el consuelo que nos queda, saber que las generaciones posteriores encuentran molón objetos que en el fondo son viejunos y obsoletos. Pero es que son tan chulos. ─Antonio Rentero [Popgadget]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor