Los mensajes de móviles colapsan la Red en las fiestas navideñas

Movilidad

Las compañías telefónicas han comprobado durante estos días en los que
se comunica lo que no se ha dicho en el resto del año cómo se triplica
el número de SMS.

Muchos de nuestros teléfonos móviles se colapsaron el día de Navidad y

lo volverán a hacer en Nochevieja por el número de mensajes y de

felicitaciones con buenos deseos enviados a través de la Red. De hecho,

durante estos días las compañías telefónicas han comprobado como se

triplica el número de SMS enviados en una especie de histeria

colectiva en la que se comunica lo que no se ha dicho el resto del año.

Además, con los nuevos móviles multimedia las felicitaciones

evolucionan, al tiempo que este año son los reyes los que tienen color,

sonido y movimiento.

Se ha convertido en el nuevo sonido de la

Navidad. Desde hace unos años no hay reunión familiar por estas fechas

en que no suene el teléfono móvil con sintonías de lo más diversas

(desde clásicos villancicos, hasta el último single de Chenoa) indicando

que alguien se acuerda de nosotros. Las clásicas tarjetas navideñas se

han sustituido por los mensajes al teléfono que son supuestamente más

baratos y menos engorrosos que enviar la típica postal navideña con el

reno.

Los fanáticos de los SMS no paran en Navidad. El número de

mensajes se triplica y en fechas clave, si llegan, lo hacen con bastante

retraso debido al volumen de felicitaciones que llega a producir un

colapso en la Red. De acuerdo con esto, los jóvenes españoles han

redescubierto el gusto de felicitar a sus amigos y familiares más

queridos en fechas navideñas y se decantan por utilizar este sistema

telefónico que se acomoda perfectamente a su actividad diaria.

Aunque también hay quien se niega a perder la tradición por un mensaje de

plantilla. En Internet se pueden encontrar miles de ellos para felicitar

estas fiestas. Dedicatorias clásicas o mensajes con imagen y sonido para

no tener que pensar mucho y quedar como un rey mago.

El año

pasado, el día de Nochevieja, desde cuando sonaron las campanadas de

media noche hasta las dos de la madrugada, fue imposible conectar con

familiares y amigos debido a la saturación de la Red. De hecho, algunas

familias marcan el número al tiempo que ultiman las uvas aunque otros

prefieren dejar pasar la furia telefónica del momento y~esperar un par

de horas para desear a sus seres queridos todo lo mejor para el año que

entra.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor