Los niños, el nuevo mercado de las operadoras niponas

Movilidad

Los operadores móviles de Japón han creado una nueva categoría de móviles para los niños con interesantes características.

Algunos crímenes contra menores, incluido el asesinato de tres estudiantes el año pasado, han despertado el temor de los padres, colegios e incluso de los políticos, que están trabajando en planes que pretenden mantener a los niños a salvo entre su casa y el colegio.

Las operadoras móviles, que actualmente se enfrentan a una reducción de sus ingresos como consecuencia de la dura competencia, esperan que estos jóvenes usuarios les ayuden a recuperarse en un mercado, el japonés, a punto de alcanzar la saturación total cuando las cifras hablan de que el 70 por ciento de los japoneses ya tienen móvil.

La operadora Willcom se ha convertido en la última compañía en lanzar lo que se ha llamado “kids’ keitai”, o teléfono móvil para niño, en colaboración con el fabricante de juguetes Bandai.

El teléfono, que entrará en el mercado en junio, incluye algunas características de seguridad al tiempo que su diseño y juegos, como el popular Tamagotchi, atrae a los más pequeños.

Son pocos los datos disponibles sobre este mercado relativamente nuevo, pero NTT DoCoMo estima que sólo entre el 10 y el 20 por ciento de los niños que van al colegio tienen móvil.

Los teléfonos que se están ofertando cuentan con características muy apetecibles para los asustados padres, como tecnología GPS y un interruptor de pánico que activa un sonido de alarma. Cuando esta alarma estalla el teléfono, automáticamente, marca un teléfono de emergencia previamente programado, como el del padre, y transmite la última localización del teléfono.

Otros terminales van algo más allá y cuentan con contenidos educativos y el acceso a Internet con límites.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor