Los ordenadores Apple dejan de ser verdes

Empresas

Hasta ahora en Apple se vanagloriaban de ser respetuosos con el medio ambiente, pero parece ser que han decidido dejar de serlo. O al menos han decidido practicar el ecologismo a su estilo porque desde luego no va a ser siguiendo las normas de protección EPEAT que se consideran el estándar ecoresponsable de la industria electrónica para productos de consumo. Los 39 ordenadores Apple han perdido voluntariamente su certificación de producto verde por decisión de la propia compañía.

La normativa de este protocolo que regula el proceso de fabricación de los componentes informáticos a fin de que esta industria sea respetuosa con el medio ambiente exige una serie de protocolos que Apple ya no va a cumplir por voluntad propia.

Se pretende con estas regulaciones minimizar el impacto ambiental que requiere la fabricación de cualquier producto relacionado con la tecnología y presta atención a cuestiones que van desde la vida útil del producto al empleo de materiales tóxicos o el reciclaje. Desde 2007 todos los productos de Apple contaban con el Certificado de Oro EPEAT (acrónimo de Herramienta de Evaluación Ambiental de Productos Electrónicos) pero esto ha llegado a su fin.

Al parecer las razones que aducen desde Apple, tal y como ha informado el Director General de EPEAT, Robert Frissbee (nada que ver con el juguete), tienen que ver con “la dirección que está tomando el diseño de sus productos”.

Para arrojar un poco más de luz sobre estas razones iFixit, la conocida web de técnicos trastulejeros especialistas en desmontar cualquier cosa que lleve tornillos aventuran que la razón puede tener que ver con la pantalla Retina Display del nuevo MacBook Pro, el poco respeto por el medio ambiente que supondría el proceso de fabricación de la misma y la voluntad de Apple de ir extendiendo dicha tecnología al resto de la gama de ordenadores portátiles que fabrican.

La explicación podría ser que la pantalla está literalmente pegada a la carcasa, no atornillada, con lo que sería prácticamente imposible separarlos para su reciclaje. Este equipo no habría podido pasar, por tanto, la certificación EPEAT y en Apple habrían decidido retirarse del cumplimiento de dichas especificaciones antes de que se las denieguen. ─[EPEATThe Wall Street Journal]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor