Los planes de Elon Musk y SpaceX para colonizar Marte

Innovación

El interés de Elon Musk por llegar a Marte es de sobra conocido, pero el multimillonario finalmente ha concretado los planes de SpaceX para hacer viable que los humanos puedan empezar a colonizar el planeta.

Puede sonar a ciencia ficción, pero la presentación de Elon Musk en la International Astronautical Conference, titulada “Making Humans a Multiplanetary Species”, es algo muy real y estudiado, que plantea como algo prioritario el que los humanos puedan empezar a colonizar otros planetas como vía para evitar la extinción. Para el multimillonario, que la humanidad se quede únicamente en la Tierra es un gran riesgo, y Marte es su principal apuesta.

De hecho Elon Musk ya lleva un tiempo dando a conocer sus planes para llegar a Marte, e incluso ha llegado a prometer que para 2018 SpaceX conseguirá que una cápsula Dragon no tripulada pise suelo marciano, llegando la primera tripulada en 2024. Ahora el plan coge forma y en la presentación ha mostrado cómo plantean hacerlo viable con un coste reducido, gracias al uso de cohetes reutilizables.

El sistema plantea varias fases para el lanzamiento. El Interplanetary Transport System, una nave con una capacidad de 100 toneladas, incluyendo carga y unos 100 tripulantes, será puesta en órbita gracias a motores Raptor, que utilizan metano y tienen un empuje tres veces mayor que el de los Falcon 9 actuales. Un cohete con 40 de estos motores llevará a la nave fuera de órbita, para volver de nuevo a la Tierra, donde pondrá en órbita un tanque de combustible con el que repostará la nave ya en órbita. Tanto el cohete como el tanque volverán a la Tierra para reutilizarse en otras misiones.

marte

Tras repostar, la nave desplegará placas solares capaces de generar 200kW y comenzará su viaje a Marte, alcanzando los 100.800 km/h. Alcanzado Marte, los tripulantes establecerán la primera colonia y utilizarán un sistema para la producción de metano en el planeta para repostar de nuevo la nave, que volverá a la Tierra.

Cada cohete se podrá usar 1.000 veces, cada tanque para repostaje orbital 100 veces, y cada nave 12 veces. La idea es que se manden misiones regularmente, creando una especie de ‘tren espacial’ y en el que las primeras misiones llevarán a 100 tripulantes por un precio de 200.000 dólares cada uno, con el fin de ir reduciendo el precio y aumentar la capacidad de las naves progresivamente.

Elon Musk asegura contar con el interés de multitud de organizaciones públicas y privadas para financiar y llevar a cabo su misión de colonización. Por otro lado, la NASA tiene también sus propios planes para llegar a Marte, y el ‘reality’ Mars One sigue adelante.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor