Los primeros smartphones con Tizen llegarán a finales de agosto

EmpresasMovilidadSmartphones

Samsung está trabajando para el lanzamiento de al menos dos teléfonos inteligentes con la plataforma para reducir su dependencia de Android.

Samsung es el principal caballo de batalla de Android, algo que a la empresa coreana no le termina de hacer gracia. La firma quiere reducir su dependencia de la plataforma del robot y abrir su propia fuente de ingresos por la venta de aplicaciones y servicios de terceros en sus dispositivos. Por ello, el fabricante de teléfonos móviles líder, está acelerando el lanzamiento de sus primeros smartphones con su sistema operativo móvil propio, Tizen, un ecosistema que también está potenciando mediante su nueva gama de wearables.

El vicepresidente de estrategia de producto de Samsung, Yoon Han-Kil, ha asegurado que habrá teléfonos con esta plataforma basada en Linux su segundo trimestre fiscal de 2014, es decir, entre abril y julio, según informa Reuters.

En principio estaba previsto el lanzamiento para finales del año pasado, pero este se abortó en Europa y Japón por las “pobres condiciones del mercado”, según explica el directivo. Aunque Yoon no ha detallado los países donde se producirá su comercialización sí ha reconocido que será “en unos pocos donde lo pueda hacer bien”.

El primer teléfono con Tizen será un smartphone, que verá la luz a finales del Q2, será un modelo de gama alta y el segundo será un terminal de gama media orientado a hacer crecer el volumen de ventas.

El responsable calcula que Tizen tendría que representar el 15% de los envíos de teléfonos inteligentes de Samsung para convertirse en una plataforma de éxito. Quizás, no lo tenga muy difícil, porque el pasado mes de noviembre Intel y Samsung, los impulsores del software, consiguieron el apoyo de 36 nuevos socios.

El éxito inicial del S5

El ejecutivo también ha confesado que “el S5 se está vendiendo más rápido que el S4 hasta la fecha, aunque es difícil de compartir números específicos en estas primeras etapas”. Han-Kil prevé que las ventas del smartphone, que se comenzó a comercializar solo hace unos días, serán mucho mejores que las de su antecesor.

El ejecutivo atribuye este éxito a que con el nuevo S5 Samsung se ha centrado en funcionalidades que realmente se utilizan. “Con el S4 pensamos que los teléfonos inteligentes no tenían que centrarse solo en el hardware y que debían venir con una gran cantidad de software y servicios. Aún pensamos de esa manera, pero en esta ocasión, hemos decidido no poner en el terminal tantas cosas y solo incluir lo que realmente necesita el usuario, así que eliminamos gran cantidad de servicios y software”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor