Los problemas de seguridad continúan en las baterías de litio

Empresas

Toshiba informa de la retirada del mercado de otras 830.000 baterías defectuosas en modelos como Dynabook, Qosmio, Satellite Portege and Tecra.

Los anuncios de los principales fabricantes de portátiles de retirar millones de baterías por seguridad continúan, y justo después de que Lenovo comunicase el cambio de 526.000 unidades, Toshiba informa de la retirada del mercado de otras 830.000.

La compañía anunció el pasado septiembre que reemplazaría 360.000 baterías Sony de sus ordenadores portátiles por problemas en la recarga de los aparatos, y ahora su portavoz Keisuke Omori hace este nuevo anuncio tras preguntar Sony a los fabricantes que usan sus baterías si existían problemas para realizar los cambios en los aparatos defectuosos.

Omori señaló que los modelos afectados por las baterías defectuosas son Dynabook, Qosmio, Satellite Portege and Tecra , pero precisó que de momento no están disponibles los datos sobre las regiones en que se vendieron ni la fecha de fabricación de los mismos.

Por otro lado, un portavoz de Fujitsu anunció que pedirá la devolución en todo el mundo de las baterías fabricadas por Sony que llevan 19 de sus modelos de ordenadores portátiles.

Esta iniciativa obedece a los problemas que están generando en varias compañías, ya que en los últimos meses han tenido que ser retiradas del mercado unos siete millones de baterías por todo el mundo a causa de inusuales recalentamientos.

IBM y Lenovo anunciaron la retirada del mercado de 526.000 baterías por peligro de recalentamiento e incendio de las mismas, tras un incidente con uno de los portátiles en el aeropuerto de Los Ángeles.

El pasado mes de agosto, Dell y Apple anunciaron que iban a retirar las baterías fabricadas por Sony de sus ordenadores portátiles, por los mismos problemas de recalentamiento. Dell tuvo que reemplazar 4,1 millones de baterías y Apple 1,8 millones.

Según la agencia Kyodo, se estima que sólo la campaña mundial de retirada de baterías de Dell y Apple le podría costar a Sony entre 20.000 y 30.000 millones de yenes (168 y 252 millones de dólares).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor