Los servicios de routing multiprotocolo de Brocade

CloudServidores

Una serie de exclusivas ofertas de software brindan opciones flexibles para desplegar una variedad de soluciones SAN.

Variados servicios

Ante la importancia cada vez mayor que van adquiriendo las redes de área de almacenamiento (redes SAN) en los centros de datos, muchas empresas buscan nuevas fórmulas para sacar el máximo provecho a sus inversiones en redes SAN e incrementar tanto su escalabilidad como su eficiencia para que contribuyan al crecimiento continuado de la compañía. Una de las vías para alcanzar este objetivo es extender los beneficios de la red SAN a todos los recursos funcionales, departamentales y geográficos de la empresa.

Para apoyar al mundo corporativo en este esfuerzo, Brocade ha desarrollado servicios de enrutamiento multiprotocolo de gran potencia y versatilidad que distribuyen la funcionalidad de las redes SAN dentro y fuera del centro de datos.

Entre estos servicios cabe destacar el servicio de routing Fibre Channel-Fibre Channel, el servicio de tunneling FCIP y el servicio de pasarela con tecnología iSCSI, todos ellos soportados por el Router Multiprotocolo SilkWorm de Brocade. Al soportar estos servicios en una única plataforma, el Router Multiprotocolo ayuda a la empresa a establecer unas bases flexibles para la implantación de una infraestructura informática inteligente y una Gestión Eficiente del Ciclo de Vida de la Información (Information Lifecycle Management). Juntos, el Router Multiprotocolo y los servicios descritos hacen posible el despliegue de nuevas soluciones SAN para tareas, como la consolidación del backup en cinta, la migración de datos y el uso compartido de recursos, de forma segura y sin alterar el funcionamiento de los sistemas existentes.

Descripción de los servicios de Routing Multiprotocolo

A medida que las empresas siguen implantando infraestructuras SAN y ampliando sus entornos SAN a nivel global, les resulta cada vez más necesario disponer de soluciones innovadoras que les ayuden a extender los beneficios de sus redes SAN por toda la compañía. Para atender esta necesidad, Brocade ha desarrollado un conjunto exclusivo de servicios de enrutamiento multiprotocolo que incrementan la funcionalidad, escalabilidad y versatilidad de las actuales redes SAN. Estos nuevos servicios comprenden:

– Servicio de Enrutamiento FC-FC para permitir conectividad SAN

– Servicio de Tunneling Fibre Channel IP (FCIP) para extender la red SAN a puntos distantes

– Servicio de Pasarela iSCSI para compartir recursos de Fibre Channel con servidores iSCSI

Estos servicios, soportados por el Router Multiprotocolo SilkWorm de Brocade, ofrecen nuevas opciones para la conexión de “islas” SAN y para extender los beneficios de la tecnología SAN a múltiples redes y a través de distancias más largas, dando lugar a redes SAN de mayor tamaño. Un aspecto clave – y sin precedentes – de la oferta de Brocade es que cualquiera de estos servicios puede ser prestado puerto a puerto dentro del Router Multiprotocolo. Al integrar múltiples servicios dentro de una única plataforma, el Router Multiprotocolo soporta una gestión centralizada dentro de la familiaridad de un entorno SAN de Brocade.

La ventaja principal que se ofrece a las empresas es la posibilidad de conectar dispositivos situados entre dos o más infraestructuras sin fusionar dichas infraestructuras, ofreciendo así un almacenamiento en red más flexible. Como resultado, estos servicios pueden contribuir a satisfacer una serie de requisitos empresariales, como por ejemplo:

– Conectar entornos SAN a través de múltiples geografías, funciones y departamentos sin sacrificar la seguridad ni el control

– Incrementar la conectividad y escalabilidad de las redes SAN, simplificando las tareas de administración, resolviendo averías y aislando fallos

– Permitir a los servidores de bajo coste basados en SCSI el acceso a valiosos recursos SAN

– Utilizar las redes IP para soportar soluciones de continuidad de los procesos empresariales basadas en infraestructuras en largas distancias- Reducir costes y mejorar la utilización de los recursos de la empresa mediante un uso compartido más eficiente de esos recursos

Servicio de Routing FC-FC para interconectar “islas” SAN

Uno de los requisitos básicos de las empresas en la actualidad es la necesidad de crear redes SAN de Fibre Channel que puedan ser ampliadas de forma escalable y económica. Por ejemplo, a las empresas que poseen múltiples “islas” SAN les gustaría conectar estas “islas” dentro de un entorno SAN más unificado. Por desgracia, muchas empresas no se han atrevido a fusionar sus “islas” SAN por miedo a que la carga administrativa, el riesgo y los costes aparejados no justificasen los beneficios de una mayor conectividad.

No obstante, el nuevo servicio de enrutamiento FC-FC de Brocade cambiará esa percepción. Al ofrecerse a través del Router Multiprotocolo, este servicio permite que dispositivos situados en distintas infraestructuras SAN puedan comunicarse sin necesidad de que las infraestructuras se fusionen para crear un entorno SAN de grandes dimensiones. Utilizando este servicio, las empresas pueden interconectar dispositivos sin tener que rediseñar y reconfigurar la totalidad de su entorno, eliminando así los riesgos y costes potenciales de los tiempos de inactividad.

La red enrutada resultante constaría de múltiples infraestructuras SAN individuales que forman un modelo de conectividad de redes conocido como “Meta SAN.”. De esta forma, el enrutamiento FC-to-FC ofrece las siguientes ventajas estratégicas clave:

– Gracias a la centralización, simplifica el diseño, implementación y la gestión de las redes SAN

– Ofrece una manera segura y sin fisuras de compartir recursos a través de múltiples redes SAN sin la complejidad de tener que fusionar físicamente dichas SANs

– Crea un entorno SAN más unificado en el que tanto las redes SAN como los recursos SAN adquiridos a diversos fabricantes de almacenamiento se benefician de una interconexión más fácil y del servicio de soporte

– Reduce las alteraciones que crean procesos como la migración de datos, la consolidación de sistemas de almacenamiento o servidores, la migración hacia entornos de producción y el reequilibrado de aplicaciones entre infraestructuras

Cuando se produce una comunicación entre dispositivos situados en distintas infraestructuras a través del Router Multiprotocolo, el grupo de conectividad resultante se denomina “SAN Lógica” (LSAN). Estas LSANs permiten compartir recursos de forma selectiva y segura a través de múltiples redes SAN utilizando las herramientas de zoning y las metodologías disponibles actualmente. .Además de optimizar la utilización de recursos, este nuevo planteamiento contribuye a mejorar la escalabilidad ya que:

– Minimiza el riesgo y complejidad de grandes infraestructuras

– Dimensiona las redes SAN a la medida de los requisitos de las aplicaciones que se utilicen y de las necesidades de la compañía propietaria

– Simplifica la administración y el aislamiento de fallos

– Protege y extiende las inversiones tecnológicas ya realizadas ya que las LSANs no requieren que se realicen cambios en los conmutadores SAN existentes ni en los dispositivos periféricos.

Soluciones SAN

Servicio de Tunneling (FCIP) para extender la red SAN a puntos distantes

El servicio de tunneling FCIP de Brocade permite a las empresas extender sus redes SAN de Fibre Channel a puntos distantes, a los que sería poco práctico o demasiado oneroso acceder con enlaces nativos de canal de fibra, o en situaciones en las que los enlaces de fibra oscura serían de escasa utilidad pero en las que ya existe conectividad WAN IP. Este servicio ofrece la ventaja de integrar el enlace FCIP dentro del Router Multiprotocoloun método de implantación y de gestión más sencillo y económico que una pasarela externa. Además, la función de enrutamiento de FC-to-FC permite que dos infraestructuras conectadas a un enlace FCIP permanezcan separadas en lugar de fusionarse en una única infraestructura, lo que permitiría que cualquier dispositivo se conectara arbitrariamente con cualquier otro. Como resultado, el enrutamiento de FC-to-FC, combinado con la tecnología FCIP, ofrece una solución de conectividad de larga distancia mucho más segura para aplicaciones de recuperación ante desastres.

Servicio de pasarela iSCSI para una conectividad de bajo coste a recursos SAN

El servicio de pasarela iSCSI de Brocade permite a las empresas integrar servidores de bajo coste conectados a Ethernet dentro de sus redes SAN de canal de fibra utilizando el protocolo iSCSI. Así, los servidores basados en SCSI pueden aprovecharse de los recursos SAN de canal de fibra, mejorando la utilización de recursos y pudiendo utilizar nuevas aplicaciones, como el backup centralizado. En muchos casos, los hosts no necesitan el rendimiento ni la fiabilidad que ofrece Fibre Channel, pero aun así pueden beneficiarse de compartir recursos SAN y de la simplicidad de gestión que brinda una infraestructura SAN. Este nivel de integración reduce sustancialmente el gasto que supone conectar servidores de bajo coste a un sistema de almacenamiento centralizado dentro de una red SAN.

Situaciones ideales para el despliegue de servicios de Routing Multiprotocolo

Las siguientes tareas ilustran la posible aplicación de los servicios de enrutamiento multiprotocolo:

– Conectividad SAN

– Consolidación del almacenamiento en cinta

– Extensión de redes SAN a puntos distantes para garantizar la continuidad de los procesos empresariales

– Conectividad de servidores de bajo coste a recursos SAN

Conectividad SAN

Según van ampliando sus entornos SAN, muchas empresas se plantean la necesidad de conectar entre sí un número indeterminado de “islas” SAN en un esfuerzo por compartir recursos, reducir complejidades y centralizar las tareas administrativas. No obstante, ampliar un entorno SAN mediante la fusión de múltiples infraestructuras ha demostrado ser un proceso demasiado difícil y arriesgado como para justificar los beneficios de una mayor conectividad. Desafortunadamente, no es previsible que la necesidad de incrementar el número de puertos y compartir recursos a través de fronteras geográficas y funcionales vaya a desaparecer en el futuro próximo. Además, la necesidad de asegurar la conectividad segura de ciertos recursos específicos – especialmente en entornos heterogéneos – complica aun más los desafíos que, en materia de administración, resolución de averías y aislamiento de fallos, plantean las redes SAN de gran tamaño.

El enrutamiento de FC-to-FC resuelve estas cuestiones permitiendo a las empresas conectar dispositivos en distintas redes SAN sin fusionar las infraestructuras. Utilizando esta capacidad, las empresas están en condiciones de:

compartir recursos a través de múltiples redes SAN y ampliar su número de puertos, superando así las limitaciones que, en materia de soporte, les plantea su situación actual. Asimismo, pueden – si así lo requieren – soportar con mayor facilidad múltiples revisiones de firmware y conectar dispositivos entre redes SAN adquiridas y soportadas por distintos OEMs (véase figura 1).

Aspectos básicos de los servicios de enrutamiento multiprotocolo de Brocade:

Servicio de enrutamiento de FC-to-FC

– Permite el enrutamiento de canal de fibra a canal de fibra dirigido a escalar infraestructuras SAN corporativas y optimizar el uso de recursos

– Soporta el uso compartido selectivo de recursos SAN mediante redes SAN lógicas ((LSANs) para incrementar la seguridad y la facilidad de uso

Servicio de tunelling FCIP

– De forma fiable y sin fisuras, extiende redes SAN a través de distancias más largas mediante redes IP MAN/WAN

– Permite la conectividad geográfica y el uso compartido de recursos para dar soporte a la recuperación ante desastres y a soluciones de continuidad de los procesos empresariales

– Funciona en conjunción con el enrutamiento de FC-to-FC para impedir que las infraestructuras conectadas se reconfiguren o fusionen

Servicio de pasarela iSCSI

– Proporciona la función de conversión del protocolo iSCSI a Fibre Channel

– Permite a los servidores de bajo coste basados en SCSI compartir recursos SAN de Fibre Channel

Este nivel de conectividad SAN brinda a las empresas una potente herramienta para reducir e incluso eliminar las interrupciones ocasionadas por distintas tareas operativas, como por ejemplo:

– Migración hacia un nuevo sistema de almacenamiento: el Router Multiprotocolo puede utilizarse para transferir los datos de matrices de almacenamiento de 1 Gbit/seg a sistemas de 2 Gbit/seg

– Consolidación del centro de datos: el Router Multiprotocolo puede permitir el desplazamiento de datos entre emplazamientos

– Reequilibrado del almacenamiento y de las aplicaciones entre infraestructuras. El Router Multiprotocolo puede conectar dispositivos situados en redes SAN previamente aisladas

– Migración de datos entre redes SAN de prueba/desarrollo y redes SAN de producción. El router permite la transferencia de datos entre entornos separados física o lógicamente

– Transferencia o uso compartido de datos entre redes SAN que contienen versiones de firmware o productos de fabricantes distintos.

Esta tecnología ofrece múltiples beneficios. El principal es que permite a las compañías escalar sus entornos SAN – en permanente crecimiento – de manera mucho más eficiente y maximizar el valor de sus recursos de alta gama. Conectando dispositivos situados en redes SAN distintas, sin fusionar las redes SAN, las empresas pueden soportar un uso compartido de recursos seguro y selectivo a través de LSANs.

Además, la centralización facilita la administración de sistemas adquiridos a múltiples OEMs, lo que incrementa la flexibilidad operativa y permite el despliegue de un entorno de máximas prestaciones.

Consolidación del almacenamiento en cinta

Los volúmenes de información corporativa, que aumentan a un ritmo sin precedentes, obligan a las compañías a almacenar y gestionar cantidades ingentes de datos. Por desgracia, los recursos de backup suelen ser escasos y bastante onerosos, tanto en términos de personal como de los equipos necesarios. Especialmente en entornos heterogéneos, las operaciones de backup pueden convertirse con rapidez en procesos largos y engorrosos. Además, a muchas empresas les resulta cada vez más difícil incorporar funciones de backup en entornos ampliamente distribuidos por lo que no logran aprovechar esta función de transferencia de datos como una manera económica de asegurar la continuidad de sus procesos empresariales.

Para hacer frente a este problema, las empresas pueden utilizar las funciones de enrutamiento de FC-to-FC y consolidar así sus actividades de backup en un entorno SAN. Al centralizar el backup de múltiples redes SAN en un único emplazamiento, pueden simplificar el proceso global de backup y contribuir a garantizar que tanto los datos como las redes permanecen plenamente disponibles. Otros beneficios son los menores requisitos en materia de unidad de cinta, la menor cantidad de recursos ociosos, la más eficaz utilización de librerías de cintas y la capacidad de aprovechar la conectividad de la red en horas valle.

Una arquitectura de backup centralizada también optimiza el valor de los dispositivos y recursos de backup, reduce los costes fijos que requiere la gestión e incrementa la utilización de los recursos. La posibilidad de compartir una infraestructura de librería de cintas sin fusionar infraestructuras de disco mejora la flexibilidad y calidad global de la gestión de la red SAN (véase la figura 2). Además, de esta forma se ahorran costes ya que se elimina la necesidad de desplegar adaptadores de host bus (HBAs) en todos los servidores de backup de cada infraestructura SAN. Si aprovechan de estos beneficios, las compañías podrán implantar soluciones de continuidad de sus procesos empresariales más económicas para proteger su información crítica.

Extensión de redes SAN a puntos distantes para permitir la continuidad de los procesos empresariales

Según los datos se convierten cada vez en un bien corporativo cada vez más preciado, las empresas se ven obligadas a buscar mecanismos más eficaces para protegerlos y asegurarse de que las personas y aplicaciones que los necesitan puedan acceder a ellos sin dificultad. De hecho, uno de los requisitos más comunes es la necesidad de almacenar y recuperar datos a través de largas distancias como parte de una solución global de continuidad de los procesos empresariales. Desgraciadamente, las empresas que desean compartir recursos SAN y transferir datos a través de fronteras geográficas se enfrentan a la complejidad que supone la fusión de recursos y a las limitaciones en materia de distancia que plantean las redes nativas de Fibre Channel.

La solución a este problema es el servicio de Tunneling FCIP que permite que dispositivos remotos se conecten con redes SAN aprovechando la infraestructura WAN IP existente para permitir una conectividad de más larga distancia (véase figura 3). Como resultado, las empresas pueden compartir recursos SAN y transferir datos entre distintas geografías de forma mucho más eficiente. La integración de una solución de tunneling FCIP dentro del entorno Brocade simplifica el funcionamiento del sistema en general ya que se minimiza el número de tareas de conversión de protocolos. Esta nueva solución FCIP basada en estándares también ayuda a proteger las inversiones tecnológicas, incrementando al mismo tiempo la flexibilidad operativa. Otra ventaja clave de la nueva oferta de Brocade es que la implementación de la tecnología FCIP, en conjunción con la funcionalidad de enrutamiento de FC-to-FC, no requiere que las infraestructuras conectadas se fusionen o reconfiguren.

El resultado es que las empresas pueden extender las funciones de replicación remota y backup a través de distancias más amplias mediante una única plataforma que alberga aplicaciones basadas en infraestructuras. Esta solución contribuye a la reducción de costes ya que se incrementa la utilización de los recursos a la vez que disminuyen los costes de gestión, formación y resolución de averías – por lo tanto, ofrece una plataforma económica y flexible para la prestación de servicios informáticos de gran utilidad.

Conectividad de servidores de bajo coste a recursos SAN

Debido a restricciones de costes o a requisitos técnicos, algunas empresas han decidido no incluir ciertos servidores en sus entornos SAN. No obstante, estas empresas podrían beneficiarse enormemente si dispusieran de una forma más económica de compartir recursos de Fibre Channel con servidores de bajo coste en un entorno unificado y fácil de manejar.

Para atender este requisito, la conversión del protocolo iSCSI a Fibre Channel ofrece una solución de integración iSCSI basada en estándares dentro del entorno de gestión Brocade.

La principal ventaja es que los servidores de bajo coste pueden acceder a recursos de Fibre Channel gestionados de forma centralizada (véase figura 4). De este modo, se aprovecha la infraestructura Ethernet existente así como los conocimientos del personal para simplificar la implementación y la gestión. Asimismo, se reducen costes eliminando la necesidad de adquirir adaptadores de host bus para que los servidores puedan acceder a recursos SAN. Como resultado, se proporciona una solución económica y de fácil implantación para introducir en la empresa soluciones que prestan servicios de gran utilidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor