Los SoCs de Samsung toman la delantera gracias a la fabricación en 14nm

Empresas
Samsung

Si el 2014 ha sido de por sí excelente para la división de semiconductores de Samsung, el adelantarse a la competencia con un proceso de fabricación de 14nm no hace más que mejorar aún más las cosas.

En los últimos años, Samsung y otras muchas compañías han confiado y dependido de Qualcomm para su gama alta. Si bien a pesar de ello, Samsung ha ido poco a poco desarrollando sus SoCs Exynos y dándoles más importancia, así como otras empresas como LG y Huawei, que siguen tímidamente los pasos en la búsqueda de crear sus propias soluciones independientes.

Pero en el caso de Samsung, sus SoCs Exynos han ido sufriendo una evolución imparable, hasta tal punto que todos los rumores apuntan a que Samsung planea romper definitivamente con Qualcomm en la gama alta y ya no veremos dos modelos de su próximo Galaxy S6 con SoCs diferentes, sino uno único con Exynos. De hecho éste smartphone podría ser el primero en contar con el Exynos 7420 con CPU de ocho núcleos de 64 bits y LTE cat 10.

Parte de esta decisión está en los excelentes resultados de la división de semiconductores de Samsung, no sólo económicos sino también tecnológicos. El nuevo proceso de fabricación de 14nm FinFET supone adelantarse a la competencia, que todavía sigue con 16nm. Esto le da a Samsung una clara ventaja competitiva, ya que sus SoCs no sólo cuestan menos de producir, sino que son también más eficientes, generan menos calor y pueden ser más potentes.

Ante esto, Samsung no sólo contempla no depender de Qualcomm, sino también aumentar su faceta de suministrador de SoCs. Si bien durante muchos años ha producido los SoCs A# para Apple, en este caso además podríamos ver un importante crecimiento y expansión de sus SoCs Exynos en otras marcas. El número de terminales ajenos a Samsung que usan Exynos es muy reducido, pero la decisión del Galaxy S6 podría cambiarlo todo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor